El Municipio de Herrera apeló a una nueva medida de convivencia

Ante el malestar de los vecinos por el deambular de animales dentro del casco urbano, el municipio local resolvió establecer multas para propietarios que mantengan a sus animales en esta cuestión. Es una medida antipática, pero va a contribuir a una mejor convivencia entre los vecinos del pueblo.

Se sabe que el pueblo aún guarda conductas por cuestiones económicas o por sentirse apegado al trajinar con la vida del campo. Pero sucede, que con el corren de los años la fisonomía de esta localidad por decantación irá teniendo característica mas ciudad, que de costumbres campestres.

Y ante este escenario, un grupo de vecinos que crían animales de granja dentro del casco urbano, recibieron la queja de otros habitantes del pueblo por el deambular de sus animales por distintos sectores dejando a su paso daños en plantas y jardines, defecando sobre en otros lugares dejando un muy mal aspecto. Y por supuesto el enojo del sector de la vecindad que no tiene estos tipos de animales, como ser: Equinos, Porcinos, Caprinos; etc.

Es comprensible la cría de estos tipos de animales, pero se pide cordura y compresión de saber que en cualquier zona urbana no es apta para mantención de esta actividad.

Por eso mismo, el municipio local, estableció una normativa para quienes no cumpla con la medida, como por ejemplo, en retirar de estos animales fuera del egido urbano. Por que tampoco es solución conformar un corral en los domicilios de los propietarios por una cuestión de salubridad y de convivencia entre vecinos.

El mensaje es claro y quien no cumpla con la medida y siga sin controlar a su animal y dejándolo deambular por el pueblo, serán sancionados con multas y confiscación de su respectivo animal, que en muchos casos puede significar un sustento económico.

Más Noticias de hoy