Roque Leguizamón un verdadero formador de grandes futbolistas añatuyenses

Roque Leguizamón no solo fue técnico. También hizo fútbol .

Todo gran proyecto arranca por bases firmes. Solo así esos inicios marcan una huella, iluminan el camino.

De esa manera podría definirse al rol que cumplió el “querido” Roque Leguizamón en la formación de varios futbolistas añatuyenses que brillaron en distintos clubes y eso fue reconocido por varios de ellos que lo recuerdan cariñosamente en sus inicios deportivos.


Roque Leguizamón no solo fue técnico. También hizo fútbol y sus inicios se remontan a sus 14 años de edad. Su primera camiseta fue la de Nueva Unión, en el que jugó primero en reserva y unos meses después llegó a primera división. A los 17 años se cruzó al flamante club llamado Deportivo Municipal, una nueva institución en la ciudad.


Ahí nomás, empezó su tarea como entrenador. Su primer equipo en dirigir fue Deportivo Municipal con el que fue subcampeón. Posteriormente vendría un compromiso mayor y fue dirigir a Platense, con el que fue campeón en la primera rueda.


Luego paso a dirigir la escuelita de fútbol Los Toritos de Añatuya. “Con ese grupo de chicos gané en un torneo la mayoría de partidos que jugó con 87 goles a favor y 15 en contra. De ahí surgieron varios chicos que jugaron en diferentes equipos. Recuerdo a Sebastián Arrieta, Enzo Pérez, Luis Salto, el Colo Soria y varios más”, expresó orgulloso.


Luego dirigió a Talleres GB en primera y en un Torneo Regional. “La emoción más grande que tuve dirigiendo fue en Talleres. Por primera vez y con jugadores de nuestra Liga hicimos un tremendo campeonato con figuras como “Puca” Tevez, mi hijo Oscar Leguizamón, Luis Salto, el “Colo” Soria, Roque Mansilla, Marcos Palavecino y varios chicos más de Tacañitas, Los Juries y Bandera. Fue un torneo que jamás olvidare por como jugábamos y porque llegamos lejos. Ver como se brindaron los chicos fue muy hermoso”, dijo emocionado.


Con la voz entrecortada por los recuerdos que vinieron a su mente, Roque agradeció a los que hicieron posible su llegada a la dirección técnica de Talleres como Carlos Rodríguez, cuerpo técnico como “Yiyo” Bravo, Claudio Gerez, Dr. Matías Fernández y a todos los que lo acompañaron. “Fue un gran grupo de trabajo”, reconoció.

Más Noticias de hoy