Quimilí: Bombera Voluntaria rescató de un pozo de 22 m. un Can

El rescate se llevó a cabo en la mañana del jueves 12 de marzo, cuando se informó al cuartel, que un animal canino había caído en un pozo de agua abandonado, de unos 22 metros de profundidad y con peligro de derrumbe en la finca del sr Chamut, en el B° Campos II.

Al lugar se dirigio una dotación con 5 bomberos, a las 10:50 hs aproximadamente, El rescate estuvo a cargo de la Bombera Valentina Medina de la Asociación de Bomberos Voluntarios Capitán Fausto Gavazzi  de Quimilí, quien descendió con el equipamiento para la  ocasión, ayudada por sus compañeros y de esta manera pudo rescatar a un perro que estaba deshidratado y lastimado producto de haber estado varios días atrapado en el lugar.

Leandro Repetti jefe de Bomberos en dialogo con Sur Santiagueño manifestó:        ”Estimo que habrán sido unos 22 metros de profundidad, lo calculamos con la soga que utilizamos para bajar a Valentina, nuestra bombera, era un trabajo peligroso y ella se ofreció a bajar, por ser también la más liviana, fue su primer rescate sola en l profundidad y utilizo todos los conocimientos adquiridos en los cursos de perfeccionamiento que realizan nuestros bomberos. El animalito está bien sólo cansado y sediento, se trabajó alrededor de 2 horas.”

Sur Santiagueño también entrevisto a la Bombera Valentina Medina y esto nos contó: “Yo elegí bajar, además al salir del cuartel ya iba sabiendo que era yo quien tenía que entrar, porque no estaba Maxi en Quimilí, él es experto en rescates, yo por ser la más livianita de la dotación tenía que hacerlo. Tenía miedo al principio por ser la primera vez, pero a medida que iba bajando pensaba en ese animalito que necesitaba que lo saque, Se desmoronaba el pozo cada vez que rosaba las paredes y mucha humedad había abajo y también mucha tierra, eso fue que amortiguó la caída del perrito. Llevamos dos arneses, yo ya me había asegurado con otro arnes completo. Habíamos hecho cursos en altura pero en profundidad no, bueno era al revés la cosa ahora. Pero una vez yo acompañe a Maxi cuando rescato a una perrita de un pozo y yo vi como lo hacía y bueno ahi le pregunte esa vez y de ahí se mas o menos, ahsta que hoy me toco».

«Fue una emoción llegar al fondo al bajar del pozo, el perrito salto con su último aliento y me lamió toda la cara contento al saber que lo iba a sacar, ya afuera quería venir con nosotros quería subir a la camioneta. Este rescate fue la mayor experiencia desde que estoy en bomberos, donde ingresé a los 17 años hace 4 años ya”.  

Ella es la Bombera Voluntaria de Quimilí Valentina Medina de 20 años, pesa 50 kg y 1,56 de estatura, pequeña por fuera pero con un espíritu gigante por dentro, que cada vez que suena la sirena la adrenalina que corre por sus venas la agiganta cada vez más, porque sabe que el prójimo la necesita.

Más Noticias de hoy