El Mocase repudió dichos de Patricia Bullrich

“Patricia Bullrich está preocupada por sus socios políticos y sus escrituras falsas, pero nada dice de los miles de familias que ejercen posesión desde generaciones", indicaron en un comunicado.

El mes pasado, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich manifestó en diversos medios de comunicación (TN y La Nación+) que en Santiago del Estero se persigue a la oposición, y que el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) es una organización que “toma campos”.

Sobre este tema, desde el Mocase VC señalaron mediante un comunicado que “durante toda su carrera política, Bullrich se opuso a los intereses populares y los valores democráticos de la Argentina. Fue quien recortó el ingreso a los jubilados cuando formó parte del gobierno de Fernando De La Rúa y tuvo responsabilidad directa en el asesinato y persecución de integrantes de la comunidad Mapuche cuando fue Ministra de Seguridad de Mauricio Macri, entre otras nefastas decisiones”.

Recalcaron que “el enojo y por tanto la falsedad de sus palabras se explica con que la justicia santiagueña, comenzó a investigar hechos delictivos que el Movimiento Campesino viene denunciando desde su fundación; se trata del robo de tierras mediante la falsificación de títulos, estrategia utilizada por algunos empresarios y asociaciones ilícitas que durante décadas han implementado el fraude, engaños y ardid para perjudicar a miles de familias campesinas originarias del campo de la Provincia de Santiago del Estero. Una de esas denuncias derivó en una investigación (Expte Nº1586/13) donde se reveló que los empresarios Guillermo Masoni, Horacio Masoni, Ariel Cingolani y el Dr. Rodrigo Posse, junto a otras personas más (entre escribanos e ingenieros) unieron esfuerzos para fraguar documentos y luego hostigar a las familias que ejercen posesión desde tiempos inmemoriales, para que abandonen sus tierras o acepten donaciones injustas, desproporcionadas y hasta irrealizables. Encargados y abogados de la empresa “Los Mimbres S.A.”, de la cual los Masoni son dueños, advertían a los habitantes que la única opción que tenían eran aceptar las condiciones ofrecidas, sin representación legal ni patrocinio letrado alguno, conducidos a escribanías cómplices donde personas que en algunos casos no sabían leer ni escribir debían firmar documentos que no les eran explicados de ninguna forma. Estas maniobras además tenían como fin último, la venta de las tierras y la obtención de créditos millonarios, es decir, negocios meramente especulativos, alejados de la actividad productiva que muchas empresas agropecuarias y ganaderas a gran escala realizan de manera legal, transparente y regular”. 

Continuaron señalando que “este robo de tierras alcanzó el total de 250.000 hectáreas, superficie equivalente a doce veces el tamaño de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Estas tierras que pertenecen a las familias poseedoras; entre ellas las 10.000 hectáreas del renombrado conflicto de La Simona. En esta comunidad del departamento Gral. Taboada, las familias campesinas enfrentaron los intentos de desalojo de los Masoni desde la década de los noventa. La Simona supo ser uno de los hitos históricos de la lucha por la tierra por parte de familias campesinas en Argentina y América Latina y hoy vuelve a la primera plana. Los Masoni responden políticamente al PRO, no solo porque las oficinas de los Masoni con asiento en CABA son alquiladas al Grupo Macri, sino también porque la misma presidenta del PRO los reconoció como parte de su proyecto político. Hoy en día la justicia los encuentra envueltos en el robo de tierras, y su abogado Rodrigo Posse, quien fuera titular del PRO en la provincia de Santiago del Estero y diputado por el mismo partido, estuvo detenido por su involucramiento anti ético y contrario a la ley en esta causa.

“Patricia Bullrich está preocupada por sus socios políticos y sus escrituras falsas, pero nada dice de los miles de familias que ejercen posesión desde generaciones. Para Bullrich no hay personas en las 250 mil hectáreas que Masoni y su asociación ilícita ha robado sin invertir ni un solo peso. Para Patricia Bullrich, en el interior del país no hay NADIE más que sus socios delincuentes”.

Desde el MOCASE – Vía Campesina, manifestaron su “enérgico repudio a los dichos de Patricia Bullrich sobre nuestra organización y la provincia de Santiago del Estero. No existe ninguna persecución política por parte del gobierno de la provincia. La realidad es que a Bullrich le molesta que integrantes de su partido se encuentren involucrados en negocios ilegales como el robo de tierras y que esos negocios ilícitos se vean frustrados por el accionar de la Justicia. La Presidenta del PRO está habituada a una justicia servil a los intereses económicos de las oligarquías”.

“Tampoco existe ninguna toma de campos, las familias campesinas de La Simona vivieron durante cientos de años en esas tierras, cuidando el monte y produciendo alimentos sanos y por tanto le corresponden legalmente. Así lo afirma la legislación argentina, en su Código Civil, cuando refiere a la posesión publica, pacífica y continuada, es decir a los derechos que tienen las y los campesinos sobre las tierras que por generaciones han vivido, cuidado y utilizaron con fines productivos”.

“El accionar de la justicia es una demostración de seguridad jurídica para las familias poseedoras y productoras. Patricia Bullrich no busca seguridad jurídica para el empresariado bien intencionado y generador de trabajo genuino en la provincia. Los planes de Patricia Bullrich y Masoni es generar seguridad jurídica para sus negocios ilegales”. “No vamos a permitir que Patricia Bullrich ni ningún otro líder del PRO interrumpan el proceso democrático que se inició en Santiago del Estero con el proyecto político del gobernador Gerardo Zamora. La democracia se construye y fortalece exigiendo el respeto de los derechos conseguidos, jamás amenazando la autonomía y principios federales que rigen en la Argentina como lo intenta hacer la presidenta del PRO”, remarcaron.

Más Noticias de hoy