Clínicas de Añatuya y Quimilí restringieron atención a pacientes

Aplican protocolo para evitar grandes concentraciones de personas.

En el difícil contexto que atraviesa el país a razón de la pandemia por Coronavirus, dos clínicas privadas -una de Quimilí y la otra de Añatuya- adoptaron como medida la restricción en la atención de los pacientes para evitar convertirse en foco de contagio.

La medida adoptada consiste en impedir que las salas de espera congreguen cientos de personas, la mayoría del mayor grupo de riesgo como son las personas mayores, estableciendo la atención por grupos reducidos y por turnos.

Según pudo averiguar Sur Santiagueño, la medida incluyó el cierre de los consultorios externos por cuarentena, pero los médicos atienden por guardia en su mayoría.

El propietario de estas unidades de salud, Dr. Enrique Federico Gil, expresó que dichas medidas se adoptaron “para actuar en consecuencia, responsablemente, adecuando la asistencia, bajo la premisa de «distanciamiento social» doblemente importante en un ámbito en donde, dadas las circunstancias, se puede producir, más fácilmente la propagación viral”.

“No hemos cerrado nunca las puertas e incluso se atendió normalmente al público e incluso hubo cirugías. Quizás hubo alguna confusión el lunes debido a que la gente fue como suele ir en búsqueda de atención de manera masiva y nosotros empezamos a actuar según el protocolo. Hoy es diferentes la gente sabe como actuar y estamos dando turnos de manera que no se genere la presencia de mucha gente en el interior del centro de salud”, indicaron.

Más Noticias de hoy