Pilar Durán no podrá conducir y deberá “rehabilitarse por el consumo de sustancias tóxicas”

Infringó el artículo 205 del Código Penal, en perjuicio de la salud pública, resistencia a la autoridad, en perjuicio de personal policial, todo en concurso real de delitos.

La empresaria y falsa abogada Pilar Durán, quien fuera aprehendida días atrás en Santiago mientras regresaba de una fiesta clandestina, ebria y conduciendo contramano, violando las restricciones de circulación por la pandemia de coronavirus, fue condenada ayer a un año y ocho meses de prisión en suspenso y deberá cumplir rigurosas reglas de conducta.

La joven de 34 años violó las medidas sanitarias decretadas para frenar la propagación de casos de Covid-19, y ahora la justicia determinó que no podrá conducir ningún tipo de vehículos mientras dure la pena y deberá realizar “tratamiento de rehabilitación por el consumo de sustancias tóxicas o prohibidas”.

La pena se la impuso el juez de Control y Garantías de la Circunscripción Capital, Dr. Darío Alarcón, luego de que homologara un acuerdo al que llegaran el Ministerio Público, representado por los fiscales Alejandra Holgado y Sebastián Robles, y la defensa de la imputada de infringir el artículo 205 del Código Penal, en perjuicio de la salud pública, y por el delito de atentado y resistencia a la autoridad, en perjuicio de personal policial, todo en concurso real de delitos.

La empresaria protagonizo un hecho lamentable el 26 de septiembre último, cuando personal policial la interceptó en circunstancias que conducía de contramano por la Av. Leopoldo Lugones.

La imputada santiagueña decidió declarar y relató que dicho día sufrió una indisposición en su salud, por lo que salió hacia una farmacia para adquirir medicamentos.

Sostuvo que al regresar, y debido a esa indisposición, evitó tener que circular varias cuadras hasta poder girar hacia su casa, y admitió haber circulado de contramano un trecho, ya que su casa queda a dos o tres cuadras del lugar.

Su caso anterior

Pilar Durán fue noticia cuando a fines de julio, en evidente estado de ebriedad, insultó y amenazó a policías en un control, gritando «los voy a hacer echar a todos, yo soy abogada y sobrina de Zamora», en referencia al gobernador de Santiago del Estero.

Inmediatamente se supo que ambas referencias eran falsas y el Colegio de Abogados local emitió una declaración desmintiendo que la empresaria de 34 años sea parte de sus matriculados.

Lo insólito…

La empresaria gastronómica de 34 años multiplicó sus seguidores en redes sociales y hasta recibió mensajes de apoyo, principalmente de parte de jóvenes de esta provincia, quienes le piden que se presente al «Bailando por un Sueño». Esto animó a Durán a realizar algunas transmisiones en vivo por su cuenta de Instagram, interactuando con sus «fans» y seguidores.

Más Noticias de hoy