La huerta del “Penal Abierto” de Colonia Pinto: un espacio para la reinserción social

Los internos que cumplen condena y están próximos a salir en libertad, se abocan a la producción agroecológica de verduras frescas.

Técnicas de la Agencia de Extensión Rural Fernández del INTA Santiago del Estero visitaron la huerta institucional de la Unidad Penal N°3, conocida como el “Penal Abierto” de Colonia Pinto, donde los internos que cumplen condena y están próximos a salir en libertad se abocan a la producción agroecológica de verduras frescas.

En este penal, que funciona bajo el régimen de autodisciplina, los internos también realizan actividades de cría de animales de granja (gallinas) y de ganado mayor y menor, y además elaboran ladrillos en tabique y blocks de cemento.

Cabe destacar que en este centro penitenciario se alojan internos de buena conducta que transitan su último tramo de condena, siendo un espacio adecuado en el proceso previo a la reinserción social.

Las tareas en la huerta agroecológica son muy valoradas por los internos porque les permite ocupar su tiempo en tareas productivas y adquirir experiencias que pondrán en práctica una vez que regresen a sus hogares.

La Ing. Agr. Silvia Correa, jefa de la AER Fernández, y la Ing. en Alimentos Mariana Fernández, técnica de la Agencia de INTA, realizan periódicamente tareas de seguimiento y asistencia técnica en el espacio de la huerta comunitaria institucional del Penal, además de las entregas de insumos para la huerta y granja.

En esta oportunidad, las técnicas de INTA recibieron consultas y compartieron opiniones con Leonardo Lund, personal del servicio penitenciario y promotor de huertas, y también con los internos que trabajan en este espacio de huerta.

La producción se destina al consumo interno del penal y los excedentes se venden a vecinos de los parajes cercanos, a verduleros y al personal del nuevo complejo penitenciario, inaugurado hace poco tiempo.

Más información: correa.silvia@inta.gob.ar

Más Noticias de hoy