“Dejamos la familia, el trabajo y los amigos por vos”, la emotiva reflexión de los bomberos

Para entender mejor el trabajo de un bombero y cómo es su día a día, mirá lo que dijeron los integrantes de Bomberos Voluntarios de Las Termas de Río Hondo.

Mientras se seca la transpiración tras hacer un desgaste inhumano durante varias horas para salvar el bosque correntino, el bombero santiagueño es consciente de que aquí o allá, el trabajo será siempre el mismo: apagar fuego. Sin embargo, esa solo es una de las muchas labores que puede realizar un bombero en su servicio diario.

Para entender mejor el trabajo de un bombero y cómo es su día a día, desde la cuenta oficial en Facebook de Bomberos Voluntarios de Las Termas de Río Hondo, compartieron una gran reflexión que toda persona debe tener en cuenta cuando se habla de un bombero. A continuación, compartimos la reflexión:

¿Quiénes son los #BomberosVoluntarios?

Un bombero es tu vecino.

El mecánico que tiene el taller en la otra cuadra.

Es el cartero del barrio.

El muchacho que maneja el camión de la Muni.

La chica del local de ropa.

Tu hermana, tu prima, tu sobrina, tu amiga.

El herrero que te hizo las rejas.

La panadera.

La esposa de un conocido.

El del banco. El que barre. La que cose.

El loco de enfrente que cada dos por tres sale corriendo. La loca que sale atrás de él.

Los bomberos somos personas como todas las demás, con uno o dos trabajos, con hijos, esposa, problemas. Somos como vos. Hacemos dieta los lunes, la abandonamos los martes, tomamos mate, salimos con amigos, disfrutamos de pasear con nuestros hijos.

Festejamos el día de la madre, los cumpleaños, las fiestas, el día del amigo y el del padre.

Hacemos la tarea con los chicos, los bañamos, los hacemos dormir, preparamos la cena, el desayuno y el almuerzo. Lavamos, colgamos y planchamos la ropa, como vos. Compramos en el mismo super que vos y seguramente alguna vez estuvimos cargando combustible juntos en la YPF del pueblo.

¿Qué queremos decir con esto?

Qué lo único que nos diferencia de vos, es que tenemos una #VocaciónDeServicio. Que un día nos dimos cuenta qué era eso que queríamos hacer, lo que nos hacía felices, lo que nos llenaba el alma. Un día decidimos que, aunque sea muy difícil, íbamos a hacer esto que no podríamos dejar de hacer, aunque quisiéramos.

Lo llevamos en la sangre.

No cobramos nada y nada más que nuestra vocación es el motor que nos impulsa a seguir siendo bomberos.

Cómo decía, vivimos de nuestro trabajo y cumplimos con nuestras obligaciones.

Cuando algo pasa, cuando una emergencia nos solicita, dejamos todo lo que estamos haciendo y corremos al cuartel. Nos escapamos del trabajo. Dejamos el chico con el vecino. Nos vamos de un cumpleaños, de una juntada con amigos o incluso de ese partido tan importante de nuestro hijo.

Dejamos la familia, el trabajo y los amigos por vos. Por vos, por él, por ella. Por quien sea. No importa si sos famoso, si te conocemos o no te vimos nunca. No importa si estás de pasada o hace años que vivís acá. Para nosotros es lo mismo. Es lo que elegimos hacer y lo hacemos con orgullo, con mucho orgullo y pasión.

Horas, días, semanas, meses y años preparándonos, instruyéndonos, capacitándonos y rindiendo exámenes para ser cada vez mejores. Para brindar un servicio de calidad, para salvar una vida, una casa o un bosque.

La próxima vez que veas un bombero trabajando en una emergencia y pienses que llegó tarde o que podría haber llegado antes, pensá por un segundo “¿qué habrá dejado para poder venir?”, “¿Cuánto le costará estar acá ayudando?”, “¿Lo echarán del trabajo? ¿Tendrá problemas con su familia?¿Su hijo se habrá quedado llorando?”.

Gracias por comprender. Queremos estar cada día más cerca de nuestra comunidad que es, finalmente, la razón de ser de un Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

Nada nos obliga, solo el dolor de los demás.

Más Noticias de hoy