Comerciantes del rubro librerías se ven limitados por la incertidumbre

El Ministerio de Educación de Santiago del Estero acordó el inicio de las clases, correspondiente al desarrollo curricular 2021, para el día 15 de marzo de manera presencial y con protocolo. De todos modos, persisten las dudas, especialmente en el sector comerciales de los rubros artículos de librería e indumentaria escolar.

Una recorrida por la zona céntrica añatuyenses permite reconocer que los comercios vinculados al rubro escolar no han modificado sus vidrieras debido a la incertidumbre generalizada sobre la vuelta a clases,

“Nosotros estamos con mucha incertidumbre porque no sabemos si las clases comienzan en un cien por ciento, un 50 o un 30 %. Es una situación muy rara que no nos deja prever que puede pasar. Venimos de un año muy malo como el año pasado donde no hubo clases, no hubo actividad y la gente que alcanzó a comprar artículos de librería este año no lo va a cumplir porque el chico no uso nada, ni mochilas, ni lápices. Las expectativas no son buenas para nosotros, pero esperemos seguir remándola. La culpa no es de nadie, es de la pandemia que llegó al mundo”, dijo Carlos Romero, quien es propietario de la librería más antigua de la ciudad.

“Hasta que no se defina como será la presencialidad en las escuelas la gente no va a comprar útiles. En años anteriores en febrero se vendía, pero este año no, la gente no está comprando hasta que sepa que va a suceder”, explicó.

Consultado sobre como vienen los precios de los útiles señaló: “El aumento no es mucho. Hay un aumento del 40 o 50 % del año pasado a la actualidad. Todo lo que es de importación como las mochilas si viene con un mayor aumento”.

Más Noticias de hoy