Adiós a «doña» Mari una vecina muy querida de Herrera

Consternación en toda la localidad de Herrera.

Es irrespetuoso escribir de alguien que no supe de su andar, sobre todo que hoy ya no esta. La localidad de Herrera despide a una querida vecina y es irrespetuoso hablar de ella, sin saber quien fue. Pero solo basta mirar las redes sociales y saber de las sentidas palabras dedicadas a ella con el alma enredada en el dolor. Adiós «doña» Mari, así la conocían todos por este pago.

En la madrugada de esta sábado, el pueblo de Herrera oscureció su alma al enterarse de la partida de alguien muy querido. En la noche «herrerense», resonó murió «doña» Mari, y el dolor embargo a toda la comunidad.

Es irrespetuoso seguir hablando de ella, de alguien que no supe de su andar. Tan irrespetuoso, cómo no saber los colores que ella acompaño con tanta pasión, esos colores auriazules «centralistas». La Institución, escribió unas líneas y le envió un beso al cielo.

Es irrespetuoso que siga hablando o intentando escribir de alguien que no supe de su andar, ahora que ya no esta. Solo basta mirar las redes sociales y ver a la gente que compartió la vida con ella, ahí quedaron enmarañados en su dolor.

Pronta resinación para los seres queridos que lloran su partida. Adiós «doña» Mari, que «brille para ti la luz que no tiene fin».

Más Noticias de hoy