Camionero contó las dificultades que atraviesa por la cuarentena

El transportista añatuyense siente que la sociedad le da la espalda.

Un camionero añatuyense utilizó las redes sociales para hacer conocer las “penurias” que rodean a su profesión en este contexto de aislamiento social obligatorio. Se trata del joven Jonatan Linch, quien detalló las diversas dificultades que atraviesa estos días para poder circular por las rutas o llegar hasta su domicilio en Añatuya.

“De qué sirve que el presidente felicite y agradezca a los camioneros. De qué sirve que te hagan videos alentando a seguir trabajando. De qué sirve que digan que somos los camioneros quienes mantenemos en pie está Argentina, por llevar el sustento a todos los rincones del país. De nada sirve todo esto porque son solo palabras sin ningún sentido”, expresó en sus primeras manifestaciones.

Luego prosiguió: Porque hoy no me permitieron entrar a la ciudad donde vivo Añatuya para poder comer, bañarme y descansar. Desde que salí a trabajar hace unos días, no me permiten parar a comprar algo para comer, no hay baños y ni siquiera te dejan parar para dormir un rato. Es indignante que digan que los camioneros somos «héroes» pero nos tratan peor que un perro sarnoso”.

Además relató: “Y si por casualidad te dejan entrar a la ciudad es con la condición que dejes el camión en alguna estación de servicio o al costado de la ruta. Y si dejas el camión te roban las herramientas de trabajo y nadie se hace cargo. Sin ir más lejos, la semana pasada deje el camión y me robaron una rueda auxilio siendo que el puesto de la policía estaba a 40 metros del camión”.

Linch reflexionó: “Es tan contradictoria la situación que vivimos nosotros los camioneros porque si no trabajamos el país se paraliza, pero si trabajamos no tenemos derecho a exigir lo esencial, como un plato de comida, una ducha o unas horas de descanso”. Además agregó: “Nosotros no nos quedamos en casa porque no podemos y  debemos responder por un país que nos está dando la espalda”.

Más Noticias de hoy