Una empresa recolecta las silobolsas de los campos para reciclar y cuidar el medio ambiente

Los plásticos rurales pueblan los campos de Santiago en improvisados basureros, pero existe la opción de reciclarlos y una empresa radicada en Colonia Dora se dedica a tal fin, con la idea de expandir su trabajo para evitar que estos envases sigan generando un grave daño al medioambiente.

Con una visión sustentable, la empresa social Siclo Rural quiere seguir afianzando su trabajo en Santiago del Estero en alianza con familias rurales y plantas de reciclado, para que el problema ambiental de los silobolsas en el campo, deje justamente de ser considerado un desecho plástico y tenga algún tipo de utilidad.

Es que justamente la Argentina es el mayor productor mundial de silobolsas, un implemento utilizado masivamente para el almacenamiento de granos y forraje, porque ofrece una solución segura y de bajo costo para los productores rurales.

Sergio Ortiz, es el fundador de Siclo Rural, un proyecto que nació hace 15 años con la recolección de los silobolas a nivel nacional y en Santiago del Estero, cuenta con su planta de acopio desde hace 3 años en Colonia Dora (departamento Avellaneda).

En esta localidad del interior santiagueño conocieron a una emprendedora que hacia la recolección de estos recipientes de almacenamiento de granos de manera artesanal. “Lo que hacemos desde Siclo Rural es resignificar la tarea del recolector, sumarlo al equipo, formalizarlo y le ayudamos con inversión para que pueda hacer bien el acopio, reutilizando el agua y demás, y hoy llevamos más de mil toneladas en el norte, a través de este acopio”, contó Sergio Ortiz, en una entrevista con Sur Santiagueño.

Con esta mirada superadora, desde la empresa trabajan en la idea de integrar una gran red de cooperativas y emprendedores, con una garantía de sustentabilidad a nivel ambiental, con la clara meta de seguir expandiéndose, para poder darle un valor agregado al material y para que el producto final se haga en Santiago del Estero.

Integrantes de Siclo Rural, con el ministro de la Producción de Santiago del Estero, Med. Vet. Miguel Mandrille.

Reciclar y plantar un árbol

Además de generar una mano de obra genuina, en Siclo Rural afianzan tareas ejemplificadoras que aspira a que sean imitadas por otras comunas. “Reciclamos el material, y por cada tonelada de plástico, plantamos cinco árboles”, cuenta Ortiz, de un trabajo de hormiga que aspira ganar adeptos, para ayudar la huella de carbono que el mundo necesita.    

“Llevamos ya más de 7500 árboles plantados a nivel nacional y más de 5 mil toneladas de plástico reciclados, rompiendo el paradigma del mercado informal que hay en la industria del reciclado en la Argentina. Garantizamos al productor el tratamiento del agua, de la energía y le damos una disposición final sustentable”, recalca.

Sergio Ortiz, fundador de Siclo Rural,

Apoyar la iniciativa

Siclo Rural se encuentra en gran parte del país y año tras año, los productores van conociendo el servicio y se van sumando a esta iniciativa de cuidar el medio ambiente. “El impacto que estamos generando es interesante y para que sea sostenible en el tiempo, necesitamos que los productores no acompañen”, comenta el fundador de la empresa.

La única tarea del productor es llamar a esta empresa, informar de las bolsas de silo en desuso y los integrantes de la empresa viajan al lugar para recoger el material y encargarse del resto.

De lo reciclado, se realizan distintos productos que son donados a instituciones u organizaciones que más lo necesiten, tal es el caso de billeteras, botineros para escuelas de fútbol, haciendo siempre hincapié en el valor de reutilizar el material.

Además de Santiago, Siclo Rural está trabajando en Córdoba, Gualeguaychú, Salta, Buenos Aires, y apuestan en hacer acuerdos tanto con el sector público como privado. “En Argentina, se venden cerca de 500 mil bolsas que representan 61.000 toneladas de plástico anuales, que algunas se reciclan, pero no de manera sostenida. De los ingresos de Siclo Rural, el 50% va al recolector para poder dignificar el trabajo y garantizar al productor quién va al campo a hacer ese trabajo. El 30% va a donación a cooperativas para el tratamiento y posterior elaboración de billeteras, mochilas, botineros”, detalla Ortiz.

Entre otros grandes objetivos, en la empresa pretender sumar a diseñadores para analizar iniciativas, como ser bolsas para supermercados, entre otros proyectos sustentables.

Por mayores informes, se puede consultar al sitio Siclo Rural: https://www.siclorural.com.ar

Más Noticias de hoy