El Intendente Ibáñez realizó un balance de su gestión: Obras y finanzas

A casi un año y ocho meses de gestión, el intendente de la ciudad de Añatuya Héctor Pocho Ibáñez, brindó este miércoles una extensa entrevista en Radio Solidaridad (AM 610) , que se transmitió también por FM Radio Municipal (87.9 Mhz)  y por el facebook live del diario Sur Santiagueño. Recordó sus inicios en la gestión, y su paso como jugador de fútbol, en clubes locales y de otras latitudes.

Luego realizó un recorrido por este tiempo que lleva al frente del municipio, en el que no escatimó en mencionar las cosas que faltan por hacer, pero también aquellas que ya se concretaron, y en las que se está trabajando. Ibáñez, abogó por una fuerte impronta de unidad entre todos los vecinos insistiendo en que si ponemos una parte entre todos, podemos hacer una ciudad mejor. “Los añatuyenses nos merecemos vivir bien, y trabajamos para que eso se concrete”, sentenció.

En un breve balance de cómo recibió el municipio hace ya casi dos años, Pocho Ibáñez contó que “había que solucionar el desfasaje financiero, deudas que habían quedado de la gestión anterior. Deudas altas, y eso representaba un caos financiero. Lo fuimos poniendo en orden de a poco porque desde que asumimos surgieron distintas cosas, como las inundaciones, y ahora la pandemia”.

“De a poco fuimos encausando, gracias también a un gran equipo me acompaña, y también gracias al gobierno de la Provincia, a las gestiones que se hizo con el gobernador Gerardo Zamora y su inmediata respuesta de poner en función un comité de crisis cuando fueron las inundaciones, por ejemplo, que ayudó hoy a poner en funciones canales que estaban olvidados. Aquí quiero destacar también el trabajo que hicieron los obreros del municipio y las distintas áreas que integran esta gestión. Con la ayuda del Gobierno Provincial y la llegada de fondos, más la recuperación de contribuyentes, fuimos recomponiendo las finanzas del municipio. Cuando asumimos encontramos un verdadero cementerio en el corralón municipal. Había dos camiones que andaban ‘rengueando’, con gomas que no servían. Con esfuerzo, hemos puesto cinco camiones recolectores en función. Incluido el compactador. Eso ha potenciado el trabajo del área de Servicios Públicos. Hoy, a pesar de que Añatuya creció y se expandió mucho, llegamos al área urbanizada; y donde no se llegó aún lo vamos haciendo de a poco”, añadió.

Desde que se inició una fase más contemplativa de la cuarentena, los obreros municipales vienen realizando un intenso trabajo en todos los barrios, siguiendo directivas explícitas del ejecutivo municipal. En ese contexto, el intendente Ibáñez resaltó que se trabaja “fuerte en todos los barrios porque queremos que Añatuya luzca linda, porque eso contribuye a una vida más saludable de todos. Por eso también el vecino debe ayudarnos a no crear basurales en la ciudad. No tiren la bolsa con residuos en ningún baldío, porque el recolector pasa, y lo hace en horarios establecidos. Tampoco que saque la basura en días que no corresponda. Entre todos tenemos que culturalizarnos, los añatuyenses merecemos vivir bien. Hemos tenido un crecimiento en la recaudación; y quizá se deba a que la gente equipara la situación y confía en nosotros porque sabe que se están haciendo las cosas”.

Futuras Obras

En el último tiempo la gestión insistió en el enripiado y asfalto de calles, que fue una gran promesa de campaña. Ante esto, el intendente acotó: “Eso se logró. Logramos hacer casi doscientas cuadras, también se hizo la reconversión lumínica en muchos barrios. Estamos preparando para poner las luces en el barrio San Jorge Ampliación; también en las exvías del ferrocarril, y así de a poco vamos avanzando, trabajando, poniendo en valor y reacondicionando plazas y sobre todo, trabajando fuerte en la limpieza y modernización de la ciudad”.

Trabajo en equipo

Un párrafo aparte fue el que le dedicó a la labor que se viene haciendo desde el Concejo Deliberante. El intendente valoró los proyectos y las ordenanzas que trataron, pero dijo que le gustaría tener un mayor acompañamiento del cuerpo deliberativo. “La particularidad de esta gestión es que nosotros como poder ejecutivo, no nos entrometemos en las decisiones del Concejo. Dejamos en sus manos las decisiones; no influimos. Los dejamos a su sano criterio. Los concejales actúan a conciencia, y si se equivocan sabrán responder al pueblo que los votó. Sí nos gustaría tener un mayor acompañamiento, para poder ejecutar los proyectos. Me gustaría que todas las decisiones sean compartidas y consensuadas Mi objetivo siempre es mejorar la vida de los vecinos de Añatuya, y en eso estamos trabajando. Sabemos que hay mucho por hacer.”

Educación

El año pasado el municipio inició la gestión de un convenio entre la Universidad Nacional de Santiago del Estero, para poder contar con carreras en Añatuya y así evitar que los jóvenes emigren, o facilitarles a aquellos que no pueden emigrar a otras ciudades o provincias a seguir con una carrera. En referencia a ello, Pocho Ibáñez señaló que la “pandemia truncó todo, pero es algo que se va a concretar”.

“En Añatuya, hoy no tenemos la posibilidad de contar con una educación superior para ofrecerles a nuestros jóvenes que terminan la secundaria. Mandar a estudiar a un joven resulta muy costoso. En ese contexto, el año pasado nos reunimos con el Secretario Académico de la Unse, en la que se estaba preparando un convenio marco entre el municipio y la universidad para poder traer carreras a la ciudad. La pandemia truncó todo pero confiamos que el año que viene podrá concretarse”.Finalmente, se mostró con esperanzas en que la situación pospandemia servirá para que todos tomemos conciencia y nos cuidemos más, siendo más solidarios. “Volver a la normalidad no será tan rápido. Esto es más fuerte que el dengue. Si bien el dengue sigue siendo una realidad; el coronavirus seguirá siendo una realidad también y por mucho tiempo, y no será igual la vida del ser humano a partir de que se levante la cuarentena, siempre vamos a tener que andar con cuidado. Y veremos cómo se manifiesta todo, las pautas que se establecerán, debemos recuperarnos, y costará mucho. Es muy difícil predecir el futuro y ponernos a evaluar qué posibilidades tenemos. Pero las ganas y las fuerzas siempre están, hacer todo lo que se pueda hacer para continuar con la buena obra en favor y en beneficio de la Ciudad de Añatuya y de zonas vecinas”, puntualizó.

Más Noticias de hoy