¿Lavado de dinero, narcotráfico, compra ilegal de ropa o dinero en negro de empresas?

El fiscal santiagueño que investiga el secuestro de 29 millones de pesos transportados en micros y camiones en los últimos ocho días dijo que cree que el dinero era para pagar ropa comprada por internet en Buenos Aires por personas que antes integraban tours de compras y que ahora no pueden viajar debido al aislamiento por el Covid-19, mientras que el juez del caso no descarta que se trate de plata de bandas criminales.

El miércoles, a última hora, se registró un nuevo procedimiento sobre la ruta nacional 34, a la altura de la localidad de Colonia Dora, en Santiago del Estero, donde a bordo de un camión que transportaba azúcar se hallaron sobres que contenían casi tres millones y medio de pesos, lo que se sumó a otros tres operativos en los que se secuestraron otros casi 26 millones.

«Yo creo que la cuestión está vinculada un poco a las restricciones de circulación impuestas en todo el país a raíz del Covid-19 y a la adquisición de ropa en Buenos Aires que luego llega al norte y la venden», explicó el fiscal federal Pedro Simón en diálogo con el canal Todo Noticias.

Es que, según detalló Simón, la plata fue en muchos de los casos encontrada en «paquetes que tienen nombre y productos, el nombre de una persona y, por ejemplo, 30 buzos y 30 pantalones».

Por su parte, el juez federal santiagueño que interviene en el caso, Guillermo Molinari, dijo esta mañana a Télam que «no se descarta ninguna hipótesis», entre ellas «lavado de dinero, narcotráfico, compra ilegal de ropa o dinero en negro de empresas».

El magistrado calificó como «llamativo» que en menos de diez días se haya secuestrado en cuatro camiones tanto dinero en efectivo y, si bien aclaró que no discrepa con el fiscal, expresó: «Uno se pregunta: ¿Treinta millones de pesos se enviarán para comprar ropa?, no puedo pensar que sea para comprar ropa».

La investigación
El fiscal Simón explicó que en el marco de la investigación que lleva a cabo de acuerdo al protocolo de la Unidad de Lavado de Activos del Ministerio Público se comenzó a trabajar sobre los nombres de las personas que figuran en cada sobre con dinero.

Y en ese aspecto, agregó que además empleó el «sentido común» para llegar a la sospecha de que el envío de dinero «es una modalidad que se está usando a raíz de la restricción de circulación que impide que la gente vaya a Buenos Aires y traiga ropa para vender».

«Antes, los famosos tours de compras, según el sistema cambiario, iban a Bolivia o a Buenos Aires, y en un tour iban unos 50 pasajeros con aproximadamente 200.000 pesos cada uno, que son 10 millones. Ahora no pueden viajar y esas 50 personas juntan y mandan el dinero en un camión», dijo el fiscal.

«Obviamente -agregó- es gente que no accede al mercado financiero o evita justificar el origen de los fondos y evita todo ese mecanismo de control del movimiento financiero mandando así el dinero».

Simón precisó que dos de los choferes que llevaban los sobres, ambos empleados de empresas de transporte de mercadería, declararon en la causa que la plata era «para pagar compras online» que pudieron haber sido pactadas por «Whatsapp o por mail».

Por tal motivo, expresó, desde la fiscalía los delitos que se investigan son infracción tributaria, evasión y el lavado de dinero mediante la adquisición de diversos productos.

«Nada se descarta y todo es materia de investigación», resaltó por su parte el juez Molinari, quien se refirió a que en el último procedimiento realizado ayer «el dinero estaba camuflado en cajas, en papeles y con libros, y que había una lista o planilla con referencias».

En el marco de la causa que se instruye en Santiago del Estero, se investigan cuatro incautaciones de dinero de similares características registradas entre el 9 y el 17 de junio.

La primera de ellas ocurrió el 9 de este mes cuando efectivos de Gendarmería Nacional secuestraron 11.974.100 pesos en cajas transportadas en la cabina de un camión cargado de azúcar que se trasladaba con dos personas a bordo por la ruta nacional 34, desde Tucumán a Buenos Aires.

Al día siguiente, el 10 de junio, los gendarmes secuestraron sobres con 2.661.780 pesos en poder de un pasajero que viajaba en un micro desde Jujuy a la terminal porteña de Retiro, cuando se trasladaba por la ruta nacional 34, a la altura del kilómetro 496.

El 14 de junio, en tanto, efectivos del Escuadrón 59 de Santiago del Estero de la misma fuerza detuvieron la marcha de un transporte de carga procedente de Salta que se dirigía hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cargado de cerámicos.

A bordo encontraron tres cajas de cartón y una mochila que contenía sobres de dinero en efectivo rotulados con diferentes nombres de personas, con un total de 10.974.340 pesos.

Finalmente este miércoles Gendarmeria secuestró 3.411.500 pesos en la cabina y chasis de un camión que transportaba hacia Capital Federal bolsas de azúcar procedente de Tucumán, durante un control realizado sobre la ruta nacional 34, a la altura de la localidad santiagueña de Colonia Dora.

En todos los casos, los choferes y pasajeros que llevaban el dinero fueron identificados, notificados de las actuaciones y quedaron en libertad, añadieron las fuentes.

Fuente: Telam

Más Noticias de hoy