Hacer el bien sin mirar a quien: la ayuda del Polaco a una guardiana de canichones

Así como sucedió con doña Betty, Riemersma contó que en los próximos días continuará haciendo donaciones a gente que vela por la vida de los canichones.

“Hacer el bien sin mirar a quien…” esa es la frase que guía en su vida a Eduardo Riemersma, o como todos lo conocen, “el Polaco”, el rescatista de perros que nos sensibiliza con su porfiada lucha diaria en Santiago del Estero

Entre sus posteos habituales en Facebook, sus seguidores se sensibilizaron con una historia que contó “el Polaco” esta semana, cuando recibió el llamado de un amigo que trabaja en una conocida distribuidora y supermercado mayorista de Santiago, para decirle que le donaba 325 bolsas de alimento balanceado para sus perros y perras.

“Pensé 50 veces lo que me dijeron por teléfono -contó el Polaco-, y automáticamente me surgió un nombre en mi mente: DOÑA BETTY. Así que fuimos con estos changos de oro al mando del Fita (un amigo de toda la vida) hasta la casa de doña Betty y le bajamos 150 bolsas de morfi para sus canichones, comida para sus hijitos para casi todo el año”, narró el rescatista.

El polaco, junto a su amigo Fita, quien tuvo el gesto de la donación de alimento.

Así como sucedió con doña Betty, Riemersma contó que en los próximos días continuará haciendo donaciones a gente que vela por la vida de los canichones.

Un regalo que recibió “el Polaco” para el Montecito pero que él decidió continuar como una gran cadena solidaria, para ayudar a otros que también necesitan para sus hijitos canichones.

Más Noticias de hoy