El intendente Ibáñez indicó que un grupo de obreros municipales politizó el reclamo

El intendente de Añatuya, Héctor Pocho Ibáñez, mantuvo un diálogo con los medios locales y aclaró la situación tras los reclamos que hubo de veinte empleados comunales, sobre un incremento salarial. El jefe comunal dijo «son las mismas personas que se han manifestado en la marcha anterior. Pidiendo la regularización de algunos haberes, que supuestamente es obligación del municipio de entregarles. La única obligación es habernos adherido al 45% que dio el Gobernador. Que venimos pagando como no remunerativo. Si el municipio no puede pagar no lo hará; porque eso depede de la capacidad de pago del municipio. Están bien identificados quiénes son estas personas; sabemos que todo esto es una cuestión política. A estas personas no les importa el sueldo de los empleados; algunos que van a las marchas no trabajan, se escudan  en la pandemia. No trabajan hace rato. Siguen enfermos para ir a trabajar pero no para ir a marchar”, dijo contundente el intendente Ibáñez.

Por otra parte, recordó que el empleado municipal sabe que el sueldo está acorde a lo que está la economía del municipio, más los aumentos que dio el gobernador, se pagó todos los bonos. “No se le debe nada como sí fue en la gestión anterior (Castro). Si tienen memoria lo van a ejercer cada vez que haga falta. Los sueldos- en la actual gestión-  se pagan a término no como era en la gestión anterior, que se les pagaba el 15 o 17 del mes siguiente. Nosotros no nos dedicamos a quitarles el sueldos a los obreros como lo hizo la gestión anterior. Ninguno ( de los que marchan) me pidió diálogo. Ninguno. Desmiento y que el pueblo sepa, que lo que están haciendo es una mentira. Esto es consecuencia de lo que ha pasado en la gestión de Castro. Que quede claro que así es”, puntualizó.

Más Noticias de hoy