Estacioneros de GNC: “Estamos dispuestos a asumir el costo económico de no firmar contratos” con las productoras

Expendedores del Noroeste Argentino están solicitando una reunión en carácter de urgencia con la Secretaría de Energía de la Nación. Piden que, por cuestiones estratégicas, los contratos actuales de provisión de gas se extiendan hasta el último día de agosto.

Los estacioneros de GNC del Noroeste Argentino se encuentran en una situación compleja. Están pidiendo una audiencia urgente con funcionarios de la Secretaría de Energía de la Nación. “No nos importa en qué día y a qué hora sea la cita, pero necesitamos la reunión”, confiesa Pedro Llorvandi, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio de Santiago del Estero.

En diálogo con surtidores.com.ar, el dirigente explica que no están conformes con la prórroga fijada por el Gobierno para los contratos regulados de gas hasta el 30 de abril. Piden extenderla al 31 de agosto próximo.

“No podemos salir a negociar y contratar provisión de gas por un año al inicio de invierno, que es una época de alta demanda y de precios altísimos”, razona el dirigente.

Llorvandi asegura que el rechazo a los contratos ofrecidos es masivo, tanto por los precios como por los ajustes.

Cuenta que los distintos dirigentes estacioneros del NOA se han reunido con productoras y comercializadoras. “Prácticamente nos están duplicando los costos de gas; nos están pidiendo desde 3,4 a 4 dólares por millón de BTU”, asevera el presidente de la cámara santiagueña. Actualmente los estacioneros pagan alrededor de 2,1 dólares por millón de BTU.

¿Cuál sería el valor justo? “Queremos pagar un precio acorde a la banda determinada por la Secretaría de Energía de la Nación para la cuenca norte, que es de 2,89 dólares por millón de BTU”, responde Llorvandi.

Asimismo, los dirigentes norteños rechazan el ajuste del pago del gas de acuerdo a la variación de la nafta Súper. “La estructura de costo de combustibles líquidos no tiene nada que ver con la producción del gas, no es el mismo producto”, observa Llorvandi.

Y, en esa línea, indica que a los expendedores del NOA corren con desventajas. Señala que las productoras les exigen una recomposición del 15,5 por ciento sobre lo que la nafta Súper vale en el NOA, mientras que en la CABA el ajuste es del 13,5 por ciento, dos puntos menos.

Otra diferencia es el producto a ajustar. En la CABA la nafta Súper vale 7 pesos menos que en el norte argentino, por lo que las bocas de expendio del NOA se ven afectadas por partida doble.

“Nosotros, los presidentes de las Estaciones de Servicio del NOA, por mandato de las bases, no estamos en condiciones de firmar los ofrecimientos que nos hacen las productoras”, enfatiza Llorvandi.

En esa zona del país existen alrededor de 270 Estaciones de Servicio que expenden GNC. “Estamos dispuestos a asumir el costo económico de no firmar contratos” con las productoras y quedarse sin suministro, advierte el dirigente.

Más Noticias de hoy