Los Obispos del NOA confiaron a la Virgen del Valle su acción pastoral

Desde el lunes 3 al jueves 6 de febrero, los obispos de las 11 diócesis del NOA participaron de la reunión anual, en la Casa de Retiro Nuestra Señora de Guadalupe, de la ciudad de San María, provincia de Catamarca, jurisdicción de la Prelatura de Cafayate.

Fueron días intensos en que los prelados rezaron juntos, celebraron la Eucaristía, dialogaron y compartieron necesidades, inquietudes, riquezas, proyectos y, especialmente, su vida de pastores.

“En un clima muy cordial y fraterno hemos dialogado las distintas realidades de nuestra Iglesia del NOA, discerniendo la voluntad de Dios y deseando caminar juntos para compartir criterios y acciones pastorales en el marco del Año Mariano Nacional y bajo la protección de Nuestra Madre, la Virgen del Valle”, indicaron los Obispos.

Entre los temas abordados se consideró la formación sacerdotal en el Seminario y en los presbiterios, las vocaciones sacerdotales, diaconales y otros ministerios, la distribución de los sacerdotes y las necesidades urgentes en algunas diócesis con parroquias atendidas por religiosas, o sin sacerdotes. En este plano pidieron unirse en oración en este Año Mariano, pidiéndole a la Virgen que interceda por el aumento y fidelidad de las vocaciones.

Además, expresaron que “hemos dialogado sobre el Sínodo de Amazonia y la importancia del cuidado de la casa común, nuestra conversión personal, social y ecológica. Con este tema, Pastoral Social regional ha programado la Semana Social del NOA para los días 10 al 12 de julio, en Tucumán. También hemos tratado el sostenimiento económico de nuestras Iglesias locales, el cuidado y prevención de menores en sintonía con el camino trazado por el Papa Francisco. La pastoral de juventud y educativa y las demás sectores pastorales. Y concluimos con el tema del Congreso Mariano y el Jubileo del Año Mariano Nacional”.

Estuvieron presentes: el Cardenal Luis Villalba, el Administrador Apostólico de Cafayate, RP. Pablo Hernando Moreno, anfitrión del encuentro; los obispos de Santiago del Estero, Vicente Bokalic y Enrique Martínez Ossola; los de Concepción, José María Rossi y Melitón Chávez; de Añatuya, José Luis Corral; de La Rioja, Dante Braida; de Catamarca, Luis Urbanc; de Orán, Luis Scozzina; de Jujuy, Daniel Fernández; de Humahuaca, Pedro Olmedo, obispo emérito; los arzobispos de Salta, Mario Cargnello; y de Tucumán, Carlos Sánchez.

Un día almorzó contaron con la grata visita del obispo emérito de Cafayate, Mons. Cipriano García.
Al concluir las jornadas, los Obispos dieron a conocer la Carta al Pueblo de Dios del NOA, cuyo texto compartimos:

Carta al Pueblo de Dios del NOA

A los hermanos presbíteros y diáconos,
A los consagrados y consagradas
A todos los laicos de nuestras comunidades
¡Paz y alegría en el Señor!

Recorriendo el Año Mariano Nacional, los Obispos del Noroeste Argentino nos hemos reunido en Santa María, Prelatura de Cafayate (Catamarca) para rezar y reflexionar juntos y abrirnos a la voz del Espíritu, quien nos conduce en nuestra misión de Pastores del Pueblo de Dios.

En el centro de nuestro trabajo estuvo la cuestión de nuestro servicio pastoral. Con los sacerdotes, hermanos y colaboradores, queremos servir al Pueblo Santo de Dios y abrirnos en disponibilidad misionera a todos los hombres y mujeres que comparten con nosotros esta querida región.
Las necesidades aumentan y los obreros somos pocos. Necesitamos fortalecer un clima vocacional en nuestras comunidades que ayude a los jóvenes a descubrir el sentido de su existencia y a entregarse audazmente en favor de los hermanos. Pedimos a todas nuestras comunidades que incorporen a su oración la súplica por las vocaciones sacerdotales y religiosas uniéndonos al Papa que nos lo encomendó en este Año Mariano y animamos a nuestros jóvenes a vencer el temor ante la llamada del Señor: Él no quita nada y lo da todo.
Las necesidades aumentan. Nuestra región comprende once Iglesias particulares. Algunas de ellas experimentan con dolor la falta de sacerdotes y de agentes de pastoral. La prelatura de Humahuaca tiene seis parroquias sin presbítero, la diòcesis de Santiago de Estero otras tantas, Añatuya necesita cubrir cinco parroquias, Orán cuatro parroquias y Concepción de Tucumán tres. Compartimos nuestra preocupación con todos ustedes, hermanos queridos, y confiamos a la oración de cada comunidad diocesana esta necesidad. Animamos a los agentes pastorales a escuchar la llamada de los hermanos como Pablo escuchó al macedonio que lo llamaba; “Ven y ayúdanos” (Hch 16,9).
Confiamos a Nuestra Señora del Valle esta necesidad mientras agradecemos a todos ustedes el testimonio de su fe y de su compromiso de discípulos misioneros. Cordialmente,
Los obispos del NOA

Más Noticias de hoy