La pandemia abrió nuevas oportunidades para emprender en Añatuya

Añatuyenses potenciaron sus emprendimientos en tiempos de pandemia.

La pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio también dejó un saldo positivo puesto que son muchas las personas que en este tiempo han comenzado o bien, potenciado emprendimientos redituables desde lo económico. Heladerías, verdulerías, artesanías y muchos otros rubros han nacido en tiempos de pandemia y bajo diferentes modalidades.

Algunos añatuyenses como José Maria Ávila, Ramiro Iñiguez y Marcelo Ferreyra son una muestra del aprovechamiento positivo de la pandemia. La pandemia ha disparado muchas alternativas para emprender.

Jose Maria Ávila es el único fabricante de artículos de limpieza de Añatuya y la zona. “Somos un comercio que nos instalamos en el 2012. Con el tiempo fuimos distribuidores y cuando la pandemia llegó padecimos porque nuestro proveedor de mercadería nos dejó dos meses sin productos y eso fue un gran problema. Yo ya venía realizando cursos sobre fabricación de productos de limpieza, pero nunca me había largado a fabricar porque los costos y obligaciones eran otras”, contó.

“Había dos opciones: cerrar o seguir. Mi esposa me empujo a llamar a unos y otros hasta que se nos abrieron algunas puertas y hoy fabricamos desde cero. Hoy producimos jabón líquido, detergente y el 70 % de lo que vendemos es hecho por nosotros.  Fuimos avanzando sobre otros productos incluso trapos de pisos y rejillas. Marzo quedó como anécdota, fueron meses muy duros, pero le metimos para adelante y nos va muy bien”, agregó.

José María tiene un sueño: “La idea es poder empezar a generar puestos de trabajo. Necesitamos estructura, pero grano a grano nos vamos expandiendo. Hoy cuesta mucho más que antes, pero nada es imposible”, afirma.

Hilorama

Ramiro Iñiguez es un joven añatuyense que encontró en el Arte Hilorama un equilibrio para su salud emocional. “Cuando empezó la pandemia tuve una mala pasada y me enfermé. No podíamos ir a hacerme atender porque no había turnos ni se podía viajar y estuve mucho tiempo afectado. El encierro y la enfermedad me afectaron psicológicamente. Consultando con el médico me decía que tome iniciativa para ocupar mi mente en algo y empecé haciendo muchas cosas para equilibrar mi cabeza hasta que llegue al hilorama viendo en redes sociales”, relató.

“Le consulté a alguno de ellos y me animé a hacerlo. Mi primer cuadro me llevo horas y horas y fue algo muy bueno para mí porque ocupe el tiempo de encierro en algo positivo. Nunca imagine poder hacer este tipo de cosas”, dice orgulloso actualmente

El arte con hilos y clavos consiste en darle formar una imagen como uno quiere. “Hice varios cuadros, pero todo se inició haciéndolos para la gente cercana a mí. A mucha gente y a mí me gustaron esos trabajos hechos. Recibí muchos mensajes de gente de aquí y de afuera como una chica que me ayudó desde Republica Dominicana”, agregó.

A Ramiro le falta tiempo para cumplir con todos los encargues que tiene, pero más allá de eso no duda en afirmar que “Este arte lo ayudo mucho y le dio nuevos proyectos”.

Dispensers

Marcelo Ferreyra es artesano herrero, vendedor ambulante y durante la pandemia instaló su marca MG como fabricante de dispensers de alcohol en gel.

Fabricar dispensers nunca estuvo en su mente. “Soy un vendedor ambulante que vio interrumpida su actividad por la pandemia. Una cliente amiga Claudia Campos necesitaba algo para su comercio y sus clientes. Me paso una captura y me pareció que no era estético ni elegante para su comercio y le hice modificaciones para adaptarlas a los comercios desde lo estétic y le sume el sistema de tracción por cable reemplazando otros sistemas” y así es como nació su producto, el que se utiliza en numerosos comercios locales que se adaptaron a los protocolos sanitarios y ofrecen en su ingreso a sus clientes la posibilidad de higienizarse con alcohol en gel.

“Con los primeros que hice visite negocio por negocio, explicando como funcionaba y levantando pedidos, procurando que cada vez salgan mejores”, recordó.   Diseñó varios modelos e incluso económicos a causa del encarecimiento de la materia prima. “Puedo decir que hay muchos comercios locales que han adquirido mi producto y eso llena de orgullo”, concluyó.

Más Noticias de hoy