La formación de catequistas es promovida por un seminario de verano

Se realiza bajo el lema “Con María Servidores de la Esperanza de Nuestro Pueblo”.

Más de 150 catequistas se forman en el marco del Seminario de Catequesis que la diócesis de Añatuya realiza año tras año y particularmente en este 2020 entre las ciudades de Añatuya y Monte Quemado.

En cada centro, 60 jóvenes y adultos participan de este programa, el mismo consiste en preparar a los catequistas y otros animadores de comunidades con los contenidos de la Biblia, Liturgia, Sacramentos, Cristología y Eclesiología, Moral Cristiana y Doctrina Social, etc. acompañados con metodologías y didácticas adecuadas también para ser aplicadas en sus servicios a la evangelización como comunicación, teatro, canto y recreación.

El Equipo que lleva adelante, animado por la Junta de Catequesis y Pastoral Juvenil de la Diócesis, cuenta con el apoyo de varios sacerdotes y laicos/as que se distribuyen las clases y diferentes actividades cada día. A ellos se suman muchas personas de apoyo que sirven desde la cocina, logística, deportes y traslados.

Este seminario también es enriquecido por una vivencia comunitaria intensa ya que se comparte a lo largo de 15 días debido a que arrancó el pasado 18 de enero y concluirá el sábado 1º de febrero, de un espacio y ritmo compartido que favorece la integración y la interacción.

El seminario está diseñado para que cada participante pueda participar en el transcurso de tres años, tres veranos, y así cumplimentar un programa de formación completo y actualizado. Muchas personas a lo largo de los años han participado y ello redunda en frutos para las parroquias y comunidades ya que prestan su servicio en la catequesis y otros ámbitos con niños, jóvenes, adultos, familias.

Más Noticias de hoy