Santino Ortiz es la gran esperanza del fútbol añatuyense

Hoy es uno de los pocos adolescentes añatuyenses que logró ganarse la seria consideración de un club de primera división del país. Argentinos Juniors lo tiene entre sus futbolistas y cada día que pasa se acerca más al gran sueño de jugar al fútbol de forma profesional.

Se llama Santino Ortiz y desde el 2016 se ganó la consideración de captadores de talentos tanto de River Plate como de Argentinos Juniors. Pero la pulseada la ganó el Bicho de La Paternal, institución que no solo puso sus ojos en su talento y calidad, sino que lleva a cabo una importante inversión en su carrera hacía el fútbol profesional.

Actualmente juega en la octava división del club, aunque también lo hace en otras divisiones. Se trata de un delantero por las dos puntas que tranquilamente puede desempeñarse como armador volante por izquierda o jugar por derecha con opción para pegar al arco y hasta jugar por la izquierda con desborde y centro.

Su particular historia con el fútbol grande comenzó cuando un captador de Argentinos Juniors –actualmente cumple esa función en River Plate- supo de Santino. Posteriormente mandan un colaborador a observarlo en Añatuya y se da en un clásico entre Talleres y Platense en infantiles. Ganó Talleres con gol de Santino y eso luego fue informado a Buenos Aires por lo que lo invitan a jugar un torneo en Santa Fe. Allí tuvo una buena actuación con goles y obtención del campeonato 2016. Luego fue campeón también en Reconquista jugando para la categoría 2005.

Posteriormente lo invitan a probarse en River y viajó junto a su papá. “En la prueba lo hacen jugar en otra posición, queda su carpeta en el club para ir nuevamente. Sale un domingo de la pensión de River por la tarde y me llaman para el lunes a Argentinos Juniors porque vieron en mi Facebook que andaba por ahí. El lunes vamos y juega un partido contra los Ferro, donde marca tres goles en el triunfo por 4 a1. El martes entrena y el miércoles juega contra Los Andes y con su gol gana su equipo. Tras un nuevo entrenamiento juega el viernes contra Banfield y empatan 0 a 0”, detalló su papá “Peto” Ortiz.

“Ese día me llama a la oficina, Maddoni, hoy captador en Francia y Borelli jugador de River Acordamos que ya no vaya a ningún club por lo que lo invitan para ir a Mar del Plata a jugar un torneo. En el primer partido entra en el segundo tiempo y marca un gol. Luego siguieron cuatro partidos más y en todo ya fue titular y marcando varios goles.  Llega a la final  y con un golazo de Santino le da el torneo a Argentinos”, recordó.

Todo se consolidó cuando fueron llamados con boletos pagos para hacer revisación médica y firmar en AFA. De ahí en más no cortó el vínculo con Argentinos Juniors. Actualmente vive en el club, pero antes viajaba una vez al mes los jueves y retornaba los lunes tras entrenar, jugar baby fútbol y los torneos de AFA. Hoy con 14 años cumplidos se encuentra en la octava división.

Actualmente el chico añatuyense vive en la pensión del club. Es el único becado de forma completa por el club y eso pone de manifiesto el talento que observaron en él. Sus días arrancan con las clases que toma en el Colegio Argentinos Juniors que está ubicado debajo de las tribunas. A mediodía almuerza en la pensión y a las 14.30 inicia su entrenamiento diario en el predio de Bajo Flores hasta las 18 durante cuatro días a la semana.

Los sábados entrenan por la mañana y cuando no hay partidos también los domingos. “Si es el único becado. Hay otros chicos que pagan los padres o mitad y mitad con representantes. Para nosotros significa mucho, especialmente por ser un chico del interior. En el club tiene tutor, obra social como los jugadores de primera división, ropas de entrenamiento y todo lo necesario”, contó su papá.

Santino se acerca a su sueño. Y ese sueño tiene pequeños escalones que debe ir subiendo uno a uno. Días atrás fue alcanza pelotas en el partido entre Argentinos Juniors y Arsenal y ello es un gran logro para un chico en plena formación. “Me cuenta que fue algo que quedará en su recuerdo. El partido que vivió fue muy intenso y ver los jugadores tan cerca de él fue algo increíble. El arquero Lucas Chávez le regaló su toalla de mano. Increíble y muy feliz”, contó su padre Peto orgulloso de este gran paso para Santino.

“Cómo papá es una alegría inmensa. Nos ha costado mucho sacrificio para llegar dónde está, creo que al haber llegado a un club dónde salieron jugadores con mucha calidad y que sea visto es lo máximo. Santino demuestra en cada entrenamiento que puede llegar, es muy bien visto por los técnicos de las distintas categorías y ellos lo apodaron “Picante”, contó su padre.

Más Noticias de hoy