INTA Añatuya evalúa la calidad del agua del río Salado para fortalecer la toma de decisiones

El monitoreo de la calidad de agua del río Salado se realiza desde el año 2005 por INTA Añatuya y genera información clave para los productores que riegan sus campos con este liquido.

El determinar la calidad del agua disponible es un requisito indispensable ante la función de suministrar el agua para consumo humano, abrevado de animales, el riego u otros usos. En tal dirección es clave esta función que desde el 2005 realiza INTA AER Añatuya en el cauce del Río Salado para garantizar tanto su cantidad y su calidad física, química y biológica.

INTA Añatuya, desde el 2005 realiza la toma de datos de calidad de agua del río Salado. Básicamente el procedimiento consiste en tomar muestras de agua del río, aplicar el protocolo de muestreo para medir conductividad eléctrica y PH.

“Esto surgió como una demanda del sector productivo de la zona de riego para saber si la misma era apta o no para regar sus campos. Este seguimiento se realiza una vez cada 10 días. Cuando los resultados exceden los valores normales de conductividad emitimos una alerta hacía los productores a través de los medios de difusión masiva y a Recursos Hídricos que es el ente de contralor y administración del agua en Santiago del Estero. Además, toda la información se asienta en una base de datos que es consultada por diferentes organismos e interesados”, explicó el Ing. Agr. Ariel Tamer, jefe de AER Añatuya.

Los productores interesados en acceder a esta información pueden solicitarla por whatsapp. Nos mandan un mensaje y tratamos de evacuar las dudas y darle las mejores sugerencias”, indicó Tamer.

Más Noticias de hoy