Localidades del interior debieron activar su protocolo de seguridad

Diferentes localidades del interior tuvieron que activar sus protocolos de seguridad Covid-19 en esta semana. Fueron situación extrema debido a la gran pandemia que azota al mundo, pero sobre todo por el miedo y psicosis que hay en la sociedad entera. Quimili, Mailin y Bandera se vieron comprometidas esta semana y debieron activar el protocolo.

Todos viven en una gran tensión y las dos partes se ven afectados tanto los residentes de estas ciudades como los visitantes que en estos casos son personas que trabajan trasladándose a diferentes provincias como trabajadores rurales, golondrinas, y de la construcción.

En Bandera trabajadores de la construcción de la provincia del Chaco no tenían autorización para trasladarse y fueron deportados a su provincia. También se hizo la clausura de la obra como así también el acta de infracción en base a los decretos vigentes.

En la ciudad de Quimili, el miércoles se llevaron a cabo los últimos traslados logrando el regreso de todos los peones golondrinas de la Rioja, un total de 27 instalados en Las Tinajas y Santa Rita, 13 de Quimilí en de diferentes Barrios, (Santa Rosa, Calasanzs, las Tres Rosas, Palomar, Triángulo y una joven mujer de Monte Quemado, a todos se les realizo el test de temperaturas dando normales y sin ningún síntoma de Covid-19.

En Quimili también se encuentran cuatro alambradores provenientes de la provincia de Córdoba, sin síntomas de igual manera se activó el protocolo y están siendo controlados testeados todos los días, pero hasta el momento sin novedad.

En Mailin trabajadores golondrina estuvieron sin comida y en condiciones mínimas de higiene, más de treinta trabajadores rurales permanecen obligados a cumplir una cuarentena en condiciones indignas en Villa Mailín, provincia de Santiago del Estero. Terminó la cosecha de aceitunas en una finca de San Juan y algunos de sus trabajadores fueron enviados de regreso a su pueblo de origen, Villa Mailín, en Santiago del Estero

Los trabajadores rurales migrantes, son uno de los sectores más afectados por la cuarentena obligatoria y el cierre de las fronteras provinciales y nacionales. Se estima que son unos 350 mil en el país quienes años tras año emprenden la ruta y el calendario agrario, y son parte de los sectores más vapuleados de la red de explotación agraria. Ahora muchos de ellos viven un verdadero calvario.

Más Noticias de hoy