Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja y San Juan estarán en la ruta del vino más larga del mundo

Hace poco más de un año, durante la Feria Internacional de Turismo de América Latina (FIT 2019) realizada en octubre de 2019 en la Ciudad de Buenos Aires, se dio un paso clave en el surgimiento de una idea: la creación de la ruta del vino más larga del mundo, que uniera cuatro provincias de la Argentina y una región de Chile.

Ahora se dará otro paso importante, en el camino desde la idea hacia la concreción, en el ciclo binacional de talleres “Los Viajes de la Vid y el Vino” que se llevará a cabo de manera virtual este miércoles.

El proyecto bautizado “Orígenes: la ruta del vino más larga del mundo” busca ser un producto “enoturístico binacional” que promueva el patrimonio natural, histórico y turístico de las provincias de Santiago del EsteroCatamarcaLa Rioja y San Juan en la Argentina, y las regiones de Coquimbo y La Serena en Chile, según informó el Gobierno sanjuanino.

El cruce sería por el paso fronterizo de Agua Negra y en total la ruta se extendería a lo largo de 1.300 kilómetros. Actualmente, la Ruta 62 de Sudáfrica es considerada la ruta del vino más larga del mundo, con una extensión de cerca de 500 kilómetros.

Finca María Pilar, en Santiago del Estero.

En la FIT 2019, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, había presidido el acto de presentación del vino de esa provincia y firmado un acta intención con autoridades de Coquimbo con el objetivo de fortalecer lazos históricos y vitivinícolas.

En ese mismo acto se anunció formalmente la inauguración de Finca María Pilar, la primera bodega santiagueña certificada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura.

En el acta firmada por Zamora y Pablo Munizzaga -presidente de la Cámara de Turismo de Coquimbo- se estipulaba entre otras cosas el fortalecimiento del intercambio entre Coquimbo y Chile en torno a la gesta de Francisco de Aguirre, el fundador de las ciudades de Santiago del Estero y La Serena, y su proyecto de gran ruta y corredor bioceánico.

Posteriormente el proyecto sufrió las consecuencias generadas por la pandemia de coronavirus especialmente para el sector del turismo.

Ahora, Roberto Juárez, secretario de Turismo de San Juan, será quien participe de la conferencia virtual de este miércoles, que también contará con representantes de Coquimbo y La Serena, y del español José Antonio Vidal, presidente de la Asociación Mundial de Enoturismo.

“La ruta de los vinos originarios reúne antecedentes suficientes para postular al programa de la Unesco de viñedos patrimonio de la Humanidad”, expresaron desde la Secretaría de Turismo de San Juan.

“Actualmente -agregaron-, la Unesco ha reconocido 12 viñedos patrimoniales: uno en Palestina y once en Europa. América todavía no posee ninguno. Tal vez sea posible pensar la ruta de los vinos originarios del Cono Sur como una propuesta sumamente atractiva”.

Un Día del Vino con buenos números

Los despachos de vinos al mercado interno siguen en alza y marcan un cambio en la tendencia para 2020, pese a la pandemia de coronavirus, ya que de acuerdo con las estadísticas oficiales, con datos de agosto, se registró un nuevo incremento, motivo de celebración para el sector en el Día del Vino, Bebida Nacional, que se conmemora cada 24 de noviembre.

Según los análisis cuantitativos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, el acumulado de los primeros ocho meses del año continúa consolidando la tendencia positiva del rubro y ofrece un panorama optimista para festejar los diez años de la fecha que celebra al vino argentino desde 2010, cuando se firmó el Decreto 1800 y luego fue confirmada por la ley Nº 26.870, publicada en el Boletín Oficial el 2 de agosto de 2013.

De esta manera, la Argentina se constituyó en el primer país vitivinícola en conseguir esta declaración, que resalta el valor cultural del vino y su rol en la identidad nacional.

Durante el mes de agoto, los despachos al mercado interno superaron los 85 millones de litros y dejaron en 621 millones de litros el acumulado de los 8 primeros meses del presente año, que significa un crecimiento del 8,2% con respecto a igual periodo de 2019, logrando durante el 2020 revertir la tendencia de los últimos cuatro años en la vitivinicultura argentina, informó la agencia Telam.

El país aprovechó problemas climáticos en el hemisferio norte y fue el destino que más pudo hacer crecer sus exportaciones vitivinícolas en lo que va del año, con un crecimiento de 35,7%.

De acuerdo a las cifras del INV, entre enero y octubre, se exportaron 337,5 millones de litros de vino, es decir, 88,8 millones más con respecto al mismo período de 2019.

Si bien Mendoza explica el 70% de la producción del vino a nivel nacional, cada vez hay más grandes vinos de diferentes terruños, como los producidos en San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta, Jujuy, Río Negro, Córdoba, Tucumán, Neuquén, Buenos Aires y Chubut.

En el Norte de la Argentina, el fenómeno de producción de calidad se repite en las provincias de Salta y Catamarca donde el torrontés y otros grandes tintos como el tannat y cabernet franc ofrecen lo mejor de los Valles Calchaquíes.

Alejandro Pepa, enólogo de Bodega El Esteco, de Cafayate, Salta, apuntó: «El año pasado los principales destinos para la exportación de vino Torrontés fueron Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Canadá, Rusia, Suecia, Dinamarca y Japón. Al igual que en las viñas cuyanas, el Torrontés también se va haciendo lugar en la preferencia de los consumidores: durante el período 2010-2019 creció 15 % en sus despachos».

Fuente: Clarín

Más Noticias de hoy