Reconocido actor nacido en Suncho visitó su pago

Martín sufrió el abandono de su padre y pudo cumplir su sueño de actuar gracias al esfuerzo de su madre. Estudio en Buenos Aires a la par de Roberto Carnaghi, Ana María Picchio y Leonor Benedetto.

Luego de 58 años de destierro, Martín Coria visitó ayer su ciudad natal, Suncho Corral. El prestigioso actor y productor hoy radicado en Buenos Aires, fue recibido cálidamente por la intendente Estela Protti de Azar. 

Durante cuatro años pudo cursar sus estudios en el conservatorio nacional al lado de grandes personalidades de la actuación, como Roberto Carnaghi, Ana María Picchio y Leonor Benedetto.

Sin embargo, detrás de esta exitosa carrera, hubo toda una historia atravesada por el abandono de su padre y la valentía y tenacidad de su madre que pudo ayudarlo a cumplir su sueño, lo que hoy lo inspiran a escribir un libro.

«Yo nací en un camino cualquiera. Mis padres que eran trabajadores circunstanciales del lugar, peones golondrinas, en busca de trabajo me llevaron a Salta y me anotaron allá. Estuvimos un año y después fuimos a Tucumán, a la cosecha de la caña, donde nos abandonó mi padre y con mi madre volvimos a Santiago del Estero», relató.

El regreso de esta pequeña familia no fue nada fácil. Según explica Martín, su madre era analfabeta pero tenía «un enorme espíritu de supervivencia». «Yo le debo enormemente todo lo que pude conseguir en la vida a ese instinto que tenía para salir de las tormentas», agrega.

A partir esa enseñanza que lo marcó hasta el día de hoy, es que el actor procura transmitir en su redacción, que quienes carecen de estudios académicos también tienen conocimientos.

«Está escrito desde el punto de vista metafísico porque arranco desde el nacimiento, donde se supone que uno no tiene conocimientos y quiero demostrar que, de alguna manera, sí lo hay. Eso me permite hacer una descripción sobre la naturaleza de la vida, la trascendencia del alma y la posibilidad del retorno. Para eso doy un testimonio válido. A partir de ahí, el libro va desarrollando lo que fue mi vida en Santiago del Estero hasta los 19 años que tuve la posibilidad de ejercitar mi sueño que era ser actor», detalla.

Consultado acerca de los inicios de su carrera, Martín recuerda la vez en que junto a sus compañeros de conservatorio fue convocado a una primera obra de teatro «para hacer un papelito mínimo con Naty Mistral». «Estábamos a punto de egresar. Era una cosa maravillosa, un teatro con un público apabullante, donde estaba todo el elenco de esa maravillosa camada con la que cursé».

Al llegar a Suncho, el actor recibió un bombo con una leyenda sobre la ciudad, de manos del ex intendente Jorge «Tala» Azar. «Él me permitió venir hasta acá, a este lugar que no conocía y tengo sentimientos encontrados.

En la mente yo tenía un pueblo detenido en el tiempo –continuó- , con callejas, con senderos, todo de tierra, con monte y abandono. Y me encuentro con un pueblo floreciente, donde este señor -por el ex jefe comunal- ha ejercitado con total destreza una vuelta de tuerca que le dio al pueblo unas ganas tremendas de seguir creciendo. Veo a la gente con un amor profundo por su lugar, como corresponde”.

Más Noticias de hoy