Cecilia y PumPumPumi, una historia que realza el vínculo entre humanos y animales

PumPumPumi. Es un puma cachorro que ella rescató en el mes de agosto para ayudarlo a volver a su vida silvestre, algo que en pocas semanas podría ocurrir.

Al verlo casi moribundo y en cautiverio, no dudó en comprarlo para que el puma se recuperé y pueda volver a su hábitat natural.


El año 2020, el de la pandemia de coronavirus, ha dejado recuerdos imborrables en cada ser humano. Todos nos llenamos de vivencias increíbles e incluso jamás vividas. Ese es el caso de Cecilia Díaz, quien desde su rincón como administrativa de INTA Quimilí, vivió algo nunca imaginado.


Su historia puede resumirse en la siguiente frase: “Rescatar una vida y ayudarlo a tener una oportunidad de volver a su lugar me dejo grandes enseñanzas y una huella de patitas marcadas en mi corazón”.
Además de Cecilia, esta historia tiene otro protagonista llamado PumPumPumi. Es un puma cachorro que ella rescató en el mes de agosto para ayudarlo a volver a su vida silvestre, algo que en pocas semanas podría ocurrir.


Cuando Cecilia conoció al animal estaba para la venta y ella, con profunda tristeza y conciencia de que podía hacer algo por él decidió comprarlo para tratar de volverlo a su hábitat normal.


“Llego a mis manos una fría tarde noche del 10 de agosto en una bolsa víctima del maltrato. Estaba lastimado, con hambre, desnutrido, con sus ojitos tristes y pocas ganas de dejarse querer”, recordó.


Sin mucho pensar lo llevo a su domicilio en Quimilí. “Nos fuimos conociendo y aprendiendo uno del otro. Fueron 3 meses y 20 días intensos de juegos, de zapatillas rotas, papeles para jugar, termos rotos y limpieza a diario. Ya cuando se curó de su herida de mordeduras de perros tenía que volver a su hábitat natural y ahí empecé a buscar hasta que una tarde mi compañero de trabajo Deivid me ayudo a contactarme con gente del Parque Copo y ellos me pusieron en contacto con Fauna”, amplió.


Todo estaba listo para su retorno al lugar de pertenencia sucedió algo inesperado. PumPumPumi salió a jugar al patio como cada día y al retornar a la casa lo hizo con su patita quebrada. Tras mucho andar y averiguar finalmente fue el Dr Federico Belmonte de La Banda quien lo operó y actualmente se encuentra en rehabilitación bajo el cuidado de Fauna de la provincia. El 13 de enero recibirá el alta y podrá finalmente retornar a su lugar natural.


Cecilia lo visitó una vez por semana hasta que le pidieron que deje de hacerlo para cortar el vínculo y facilitar la vuelta del animal a su sitio.
“Él ahora está bien. Solo espera la bendecida libertad y volver a su hábitat. Yo me quede con la mejor experiencia que jamás me imagine vivir, saber que ayude a un animalito majestuoso como un puma a tener una oportunidad más de vida”, dice orgullosa Cecilia.

Más Noticias de hoy