Campo Gallo vuelve de a poco a la normalidad tras la fuerte tormenta


Tras la fuerte tormenta con intensas ráfagas de viento que ocasionó importantes daños materiales, la ciudad de Campo Gallo y los parajes vecinos de esta región del departamento Alberdi de poco vuelven a la normalidad, a partir del trabajo conjunto del municipio junto a organismos provinciales.

El intendente de la ciudad, José Vittar, puso de relieve el trabajo desarrollado por los empleados municipales, así como también el acompañamiento del Gobierno Provincial, a cargo del Dr. Gerardo Zamora, para poder llevar soluciones a los vecinos de todas las problemáticas que generó el temporal.

Vittar detalló en tal sentido que “nos dividimos el trabajo con personal de Defensa Civil, la Policía y se sumó el Hospital; el resultado del recorrido que hicimos son los proyectábamos en la mañana del lunes, de un total de 21 barrios, llevamos relevados unos 11”.

El jefe comunal detalló que “más o menos un diez por ciento de viviendas fueron afectadas por las tormentas y los daños en todo el alumbrado público son muy grandes, al punto que personal de Edese va habilitando por sectores porque no dan abasto con la cantidad de postes y cables caídos”.

Asimismo indicó que “fuimos con la gente de Defensa Civil a recorrer los parajes Campo Alegre, El 70, Fisco Chico, Fisco Grande y San Francisco, que son cinco parajes que fueron afectados, aunque en menor medida, pero también hay viviendas afectadas”.

Vittar explicó que, en el caso de Campo Alegre, “los daños materiales de la escuela que incluyó la voladura de todo el techo en la edificación que es nueva que aún no fue inaugurada”.

Asimismo sostuvo que “el panorama es complicado, este lunes no llegaremos a terminar con todos los trabajos que restan por hacer; pero calculamos que en el mediodía de este martes estaremos concluyendo con todas las tareas”.

El intendente expresó que “empleados municipales se encuentran desde las primeras horas del lunes, despejando las calles de los árboles caídos, cortándolos con motosierras, cargándolos en camiones y retirándolos de la ciudad; fue una ardua tarea porque fue impresionante la cantidad de árboles caídos”.

Finalmente Vittar añadió que “entrando a la noche ya del lunes, los empleados llevan limpiando más de la mitad del pueblo, continúan trabajando en horario corrido y creemos que también para este martes al mediodía tendremos totalmente despejado el pueblo de todos los árboles y los restos de techo que se encuentran dispersos por las calles”.

Más Noticias de hoy