clima

caravana 60Hoy se cumple un mes del contundente triunfo del Frente Vecinal que logra, de esta manera, llegar a la intendencia de añatuya con un intendente electo y 7 concejales (mayoría simple). Luego de la alegría y los festejos, arranca otro tramo y es en donde las autoridades electas deberán definir un norte y armar estrategias de gobierno ya que el contexto económico no es nada favorable. La primera clave es que el frente vecinal asume con un apoyo contundente de los vecinos que pidieron, a través de las urnas, un cambio en la ciudad. Ibáñez tiene oxigeno desde el arranque y todo dependerá en gran medida del trabajo en equipo. El segundo lugar hay que recordar que el municipio de Añatuya viene con un recorte de un 20% de la coparticipación y ya no cuenta con el fondo solidario de la soja que fue eliminado por decreto por el jefe de estado, Mauricio Macri. El Intendente electo, Héctor Ibáñez, ante este panorama, deberá gobernar con la calculadora en mano. Ibáñez recibirá en su gobierno una coparticipación de casi diez millones de pesos. El tercer punto es la relación entre los 7 concejales electos y el intendente Ibáñez. Eso es clave ya que los ediles electos serán los “espadachines” en el concejo deliberante ante cualquier embate de la oposición, que en este caso será al Frente Justicialista que logró ubicar a 4 concejales. Entre ellos, está el doctor Hugo Suarez, un hábil conocedor de las cuestiones legislativas. Más allá de este contexto, las futuras autoridades deberán tener en cuenta 3 palabras claves: “gestión”, “transparencia” y “modernización”. En definitiva, deberán: Gestionar el territorio con capacidad de liderazgo y reconstruir la confianza de la sociedad en el estado profundizando la calidad institucional del municipio, sobre las premisas de la transparencia, la eficiencia y la participación ciudadana.


Por Juan Carlos Márquez
Redacción Sur Santiagueño

Deportes

Campo

Comunidad

Sabe más

Tapas de diarios

Ediciones impresas

tapa ediciones

Cotización Dolar