Aprueban la Ley de Presupuesto: habrá para Santiago más partidas para obras públicas

La presidenta Provisional, Dra. Claudia Ledesma Abdala de Zamora, encabezó parte de la sesión.

El Senado de la Nación aprobó la Ley de Presupuesto 2021 y la presidenta Provisional, Dra. Claudia Ledesma Abdala de Zamora, encabezó parte de la sesión en la que los legisladores analizaron y dieron media sanción al proyecto, que retornará a la Cámara de Diputados para la subsanación de cuestiones formales en el expediente.

El Presupuesto 2021 contempla un crecimiento del PBI del 5,5% y un gasto total de más de 8 billones de pesos, y se encuentra organizado en torno a los objetivos fundamentales de impulsar la recuperación económica y lograr la sostenibilidad fiscal, reduciendo el impacto de los intereses de la deuda pública.

Para nuestra provincia, el proyecto aprobado prevé un aumento del 15,8% destinado al gasto público en general y el crecimiento de partidas para obras públicas, en relación con el 2020, de un 46,5%.

El proyecto propuesto por el Poder Ejecutivo se basa en los valores de inclusión, dinamismo, estabilidad, federalismo, y soberanía, y contiene entre sus prioridades estratégicas la reactivación productiva, la generación de empleo, el apuntalamiento de las capacidades de innovación, el fortalecimiento de la educación y la salud y, por primera vez en la historia argentina, incorpora la perspectiva de género y diversidad.

Entre los pilares que sustentan la ley aprobada se prevé, respecto al 2019:

– Duplicar la inversión real en infraestructura productiva y social, que alcanzará el 2,2% del PBI.

– Incrementar un 160% la inversión en innovación y desarrollo para recuperar el valor del sistema científico tecnológico y apoyar el cambio estructural necesario en esta etapa de recuperación.

– Consolidar el fortalecimiento de la salud pública argentina a través de un plan de inversiones que incluye el financiamiento de la vacuna contra el Covid-19 y representa un incremento del 49% de la inversión real

– Incrementar en un 11% la inversión real en educación y conectividad para recuperar el camino hacia la meta establecida por la Ley de Financiamiento Educativo, cumplida por última vez en 2015.

– Aumentar en un 49,5% la inversión real en inclusión social activa, luego de la inversión inédita realizada durante 2020 para mitigar los efectos sociales de la crisis 2018-2019 y de la pandemia de Covid-19.

– Incorporar la perspectiva de género por primera vez en nuestro país, para cerrar las brechas de desigualdad y expresar iniciativas concretas, lo que representa un incremento en la inversión real de 1350%.

Más Noticias de hoy