Pidió a los gritos auxilio por su hijo que no respiraba, y un policía le salvó la vida

El hecho tuvo lugar en una dependencia policial de la zona sur, de la capital de Santiago.

Efectivos policiales asistieron a un menor de 2 años que había perdido el sentido y tras practicarle maniobras de reanimación, le salvaron la vida.

El hecho tuvo lugar en una dependencia policial de la zona sur de la capital santiagueña, cuando un desesperado padre pidió ayuda a los gritos al personal de la guardia, ya que su hijo necesitaba asistencia urgente porque no respiraba.

Alrededor de las 0 de este domingo, el trabajo policial se vio alterado en la noche cuando Sebastián Bravo, un joven padre domiciliado en el barrio La Católica, llegó a la Subcomisaría de Costanera Sur con su hijo Mateo de 2 años en brazos y desvanecido, y con signos de que sus vías respiratorias se hallaban obstruidas.

Los gritos de auxilio que provenían de la calle alertaron a los uniformados que ante tan desesperante situación, no se amilanaron ni un poco y salieron a prestar su ayuda.

De inmediato, los efectivos que cubrían el turno noche en la dependencia policial, tomaron al menor, despejaron un escritorio y ante la urgencia del caso, uno de los oficiales comenzó a practicarle maniobras de RCP mientras se solicitaba la presencia de personal médico y una ambulancia en el lugar.

Los trabajos de reanimación cardio pulmonar surtieron efecto y el menor volvió en sí y cuando llegaron los paramédicos se constató que el pequeño presentaba un cuadro febril por lo que fue trasladado al Cepsi, donde fue asistido y por recomendación médica quedó en observación.

Más Noticias de hoy