Historias con final feliz: le vendieron entradas falsas pero pudo lograr su sueño

Faltaban tres horas para el arranque del esperado partido entre el selecciondo argentino campeón del mundo y Curazao, y las imágenes de un niño llorando en las afueras del Estadio Único Madre de Ciudades se hicieron virales.

Julián Rocha, un nene de 11 años, oriundo de la ciudad de Quimilí, es el protagonista de esta historia. Junto a su padre viajó hasta la capital para presenciar, ilusionados, el tan ansiado encuentro, pero resulta ser que a les vendieron entradas truchas a 35 mil pesos.

El niño desconsolado por esta situación, había perdido las esperanzas. Sin imaginarlo, todo cambió gracias al noble gesto que tuvo una persona para con ellos.

Nicolás Lopresti, cronista del canal deportivo TyC Sports, quien decidió dar a conocer lo ocurrido, con previa autorización previa del padre. Pero, antes de publicarlo le regaló una medalla de los campeones del mundo para apaciguar un poco el mal momento vivido.

“Y funcionó. Porque cuando le di el regalo se levantó del piso, me dio un fuerte abrazo, agradeciendo y sonriendo”, expresó el notero en su cuenta de Instagram.

Lo mejor llegó unos minutos después: permitieron que entre al Estadio Único con su papá y juntos vivieron una noche que van a llevar guardada para siempre en el corazón.

Más Noticias de hoy