Darío Palavecino Luthier “Mi mundo en cada golpe”

Soy Darío Palavecino, un luthier santiagueño que ha encontrado en el bombo su forma de expresión. Mis manos, curtidas por el trabajo, han dado vida a cientos de bombos, cada uno con una historia única. En mi taller, ubicado en el corazón de La Banda, paso horas dando forma a la madera, seleccionando los mejores cueros y aplicando técnicas ancestrales.

Participar en las ferias artesanales es como volver a nacer. Es el momento de compartir mi pasión con el mundo, de mostrar que cada bombo es una obra de arte hecha a mano con amor y dedicación. Recuerdo la primera vez que vi a un niño tocar uno de mis bombos. Sus ojos brillaban de emoción y su sonrisa era mi mayor recompensa. En ese instante comprendí la importancia de transmitir nuestro legado cultural a las nuevas generaciones.

En esta edición de la feria, los invito a visitar mi stand, el número 38. Allí encontrarán una variedad de bombos, desde los más tradicionales hasta los más innovadores. Cada pieza es única y lleva consigo un pedacito de mi alma. Apoyar a los artesanos locales es invertir en nuestra cultura y en el futuro de nuestro país.

Destacando el momento de la entrega del bombo al niño:

En un rincón de la feria, un momento conmovedor se repite una y otra vez. Darío, con una sonrisa cálida, entrega un bombo a un niño. Es un instante mágico, lleno de emoción y esperanza. El pequeño, con los ojos llenos de asombro, toma el instrumento y comienza a explorar sus sonidos. Es una escena que conmueve a todos los presentes y nos recuerda la importancia de preservar nuestras tradiciones.

Alrededor de 400 artesanos, provenientes de diferentes rincones del país, se reúnen en esta feria para mostrar lo mejor de su trabajo. Desde tejidos y cerámicas hasta tallados en madera y objetos de cuero, la variedad de productos es asombrosa. Cada stand es una ventana a un mundo de creatividad y talento.

Las ferias artesanales son mucho más que un simple mercado. Son un espacio de encuentro, de intercambio cultural y de promoción del talento local. Son el lugar donde las tradiciones se mantienen vivas y donde las nuevas generaciones descubren el valor de lo hecho a mano.

Más Noticias de hoy