clima

jesús as

El pasado cinco de septiembre, se cumplió dos meses de la desaparición física de este hijo "mailinero" por adopción. Sur Santiagueño, dialogó con su sobrina Gilda para conocer de su historia.

 

Villa Mailín - Jesús Alberto Sosa, era oriundo de la ciudad de la Banda y por esas cosas del destino perdió su trabajo en el ferrocarril y todo cambió para este hombre "bandeño". Por aquel entonces, decidió tomar otro camino y se afincó en la localidad "mailinera" para dar  un nuevo paso, comenzar una nueva historia ligada a la fe que hoy se lo recuerda con tanto cariño.

Sur Santiagueño, llegó hasta la santeria que esta ubicada dentro del santuario en honor "al cristo forastero". En este lugar hoy trabaja su sobrina Gilda, acompañando a Mirian que hace veinte años que esta en este mismo sitio, que con sus lagrimas en sus ojos nos contó parte de la historia de su tío "cacho". Como todos, seguramente, lo conocia en esta pequeña localidad del departamento Avellaneda, muy conocida por cierto ya que cientos de peregrinos invaden sus "callecitas" en epocas de festividad en honor al "señor de los milagros".

La fama de este servidor de Mailín, se comenzó a conocer gracias al trabajo de la santeria, también se dice que fue monagillo y catequista. Su sobrina, nos relató algunos paso de este hombre, quien al parecer siempre tuvo un espíritu servicial, atendiendo a esos peregrinos que llegaban cargados de cansancio pero con sus almas llenas de agradecimiento por encontrarse con este "santo milagroso". Además, impartió sabios consejos para algunas personas, como también fue un oido para quien necesitó simplemente de alguien más que sea escuchado y así evitar de pensar que en su lucha no se encontraba solo. Siempre extendiendo una mano, que sin dudas, esas manos la que buscaron tomar el fénetro para acompañarlo en su último camino por esta vida.

 Nunca se guardo nada para el, en más tampoco atesoró nada material, afirmó su sobrina que con sus lagrimas en sus ojos narró lo que fue su tió, su voz entre cortada fue relatando la vida de quien sin dudas dejó una huella y su partida generó un gran pesar para todos aquellos que lo recuerdan y el tiempo irá secando, precisamente esas lágrimas, que hoy bañan los recuerdos de este peregrino. Que como dice los versos de una canción " y seremos agua derramada en los suburbios del camino".

 

 

Deportes

Campo

Comunidad

Sabe más

Tapas de diarios

Ediciones impresas

tapa ediciones

Cotización Dolar