clima

43378254 335178167029329 798576794197295104 o

El pasado sábado, una delegación compuesta por jugadores de las divisiones infantiles, juveniles y del rugby femenino; dirigentes, cuerpo médico, entrenadores y padres de los niños disfrutaron de una jornada a puro rugby en Salta, ocasión en el que el seleccionado argentino enfrentó a Los Wallabies.

Fueron 120 los miembros de la delegación que partió el viernes por la noche y retornó tras la finalización del partido que termino con victoria del seleccionado australiano de rugby.

Niños desde los cinco años hasta los 13 años compartieron durante toda la jornada un encuentro de rugby con los clubes Tiro Federal de Salta y Carlos Paz de Córdoba en las cómodas instalaciones del Club Tiro Federal que oficio de anfitrión. Por su parte los juveniles formaron parte de un encuentro competitivo en el Jockey Club con clubes de Mendoza, Salta, Córdoba, Buenos Aires, Tucumán y de otras provincias.

Tras el encuentro compartido con las diferentes delegaciones los añatuyenses cerraron esta visita a Salta con el plato fuerte: acudir al estadio Padre Martearena para alentar a sus ídolos Los Pumas, algo que resulto una experiencia inolvidable para todos. Asombrados por todo lo que los rodeaba los pequeños se mezclaron con delegaciones de otras provincias en las tribunas y disfrutaron la experiencia de ver un encuentro profesional en vivo.

“Se ha trabajado mucho, mucho esfuerzo y sacrificio desde la dirigencia y desde los padres. Valoramos y agradecemos mucho la confianza que nos tienen al mandar a sus pequeños a vivir esta experiencia que resultó exitosa y enriquecedora por donde la miremos para todos”, afirmó Mario Andreis, presidente del Añatuya Rugby.

43496531 335175933696219 1556739943299022848 o

Apostillas de un viaje inolvidable

Costoso viaje. Nada se hace de la noche a la mañana pero con el esfuerzo de todos en base a aportes individuales y beneficios se pudo concretar esta costosa experiencia de movilizar dos colectivos con todas las comodidades para los 120 pasajeros. Todo fue fruto de mucho trabajo. Gran parte de la delegación se compuso de niños de familias humildes de esta ciudad.

Emociones por doquier. Sensación indescriptible para los changuitos añatuyenses que alentaran a Los Pumas... Una vez dentro del estadio Padre Martearena manifestaban todo con asombro por ver en vivo al seleccionado argentino. Aplausos, gritos, aliento, agitar de banderas, alegrías interminables.

Intensa vivencia. Llegado el mediodía y nada de cansancio hubo en los chicos. Todo lo contrario. Corrían, chocaban, quitaban pelotas, se alentaban, festejaban sus tryes, lamentaban los que reciben en contra, entregaban y disfrutaban todo. Incluso disfrutaron el paisaje de canchas de rugby hacía todos los puntos cardinales rodeadas de la montaña mientras sueñan subirse al teleférico que tuvieron a sus espaldas en cada partido.

Diario de viaje. Casi 7 horas ininterrumpidas de viaje. Una pausa en el camino para saborear una chocolatada y un alfajor cuidadosamente preparado por los profes. Esa pausa permitió grabar en la retina rostros felices por doquier, algo que por estos días es difícil encontrar en los ambientes cotidianos más preocupados por el contexto económico que vive Argentina.

Deportes

Campo

Comunidad

Sabe más

Tapas de diarios

Ediciones impresas

tapa ediciones

Cotización Dolar