Quiénes son los empresarios que están detrás del brutal desalojo a campesinos en Aguirre y Mitre

Campesinos indígenas del Mocase Vía Campesina reclaman contra el "accionar mafioso de empresarios y referentes de Cambiemos que usurpan sus territorios", indicaron.

Desde el Mocase Vía Campesina de Santiago del Estero, denunciaron los graves atropellos que están cometiendo empresarios de la producción, mediante la usurpación de campos y fumigación con agroquímicos, que dañan considerablemente la salud pública en pobladores del interior.  

Concretamente, señalaron al empresario “Rodolfo Balbi, quien está usurpando alrededor de 300 hectáreas en el territorio de la comunidad del pueblo sanavirón llamada El Chañaral, fumigando para sembrar algodón, sorgo y otros tipos de producción extensiva”, señaló Adolfo Farías, referente del Mocase VC.

Agregó que dichas fumigaciones “afectan a las familias que colindan con los campos usurpados. Este empresario encerró en una última usurpación a 30 familias en un cuadro de 12 hectáreas”.

También, señaló otro nombre: Aldo Tomas Serafin, un empresario oriundo de Monte Oscuridad, un pueblo al norte de la provincia de Santa Fe. “Es dueño de un tambo y se dedica a la producción lechera en ese mismo pueblo. En Santiago del Estero compró una estancia a los empresarios Busi Bertero, y parte de la misma estaba ubicada dentro del territorio relevado de la comunidad Sentimiento de mi Tierra, del Pueblo Sanavirón”, explicó.

Agregó que esta usurpación a los campos de la comunidad se agudizó cuando a partir del año pasado, Serafín intentó adueñarse ilegalmente de 500 hectáreas en tres intentos de desalojo totalmente irregulares y mandando bandas armadas a amedrentar a las familias campesinas indígenas. “La banda armada al mando de Serafín ejecuto estos intentos de desalojo en Septiembre de 2020, el segundo en Mayo de 2021 y el último en junio de 2021”.

Otros empresarios acusados

Otros los nombres señalados desde la organización campesina es el de Alfonso Fuentes Barrau, un empresario de origen español que también usurpa los territorios de la comunidad “Sentimiento de mi Tierra” del Pueblo Sanavirón, en los departamentos Aguirre y Mitre.

“Fuentes Barrau arribó a la Argentina en condición de prófugo, en épocas de la última dictadura cívico-militar, debido a que había asesinado a una persona en su país de origen. Al llegar a Santiago del Estero, usurpó el territorio de un pueblo llamado Las Abras ubicado en un paraje rural con el mismo nombre, relevado como parte de los territorios de la comunidad indígena del Pueblo Sanavirón”.

Siguió relatando Farías: “Este pueblo contaba con posta sanitaria, escuela, cementerio propios. Utilizando bandas armadas, desaloja a los habitantes de Las Abras y arrasa con este pueblo para ocupar esos campos en producción agropecuaria extensiva con uso de agrotóxicos como fertilizantes e insecticidas. Los pobladores de Las Abras fueron expulsados finalmente hacia las afueras de la ciudad de Pinto. En esta primera usurpación, Fuentes Barrau logró adueñarse de 14 mil hectáreas. En 2006, usurpa 6 mil hectáreas más, intentando voltear hasta el cementerio indígena que conservaba el pueblo de Las Abras, intenciones que  finalmente fueron truncadas. Hoy el cementerio es el único vestigio aislado en medio del campo de soja. Actualmente, realiza fumigaciones usando avionetas y mosquitos sobre las 20 mil hectáreas usurpadas afectando la salud y la producción de las comunidades de Pampa Atun, Tinkunakuiku y El Talar”.

“Además dio la orden a sus peones de matar cualquier animal que ingrese a sus campos desde las comunidades, ocasionando grandes pérdidas de producción entre matanza y fumigaciones”.

“Afagro SA es una empresa de capitales principalmente españoles y que se instaló en Santiago del Estero a través de una vinculación que hizo Emilio Rached, principal referente del PRO y Cambiemos en la provincia, en su gestión como Intendente de Pinto con Fernández, el intendente de una ciudad española con el mismo nombre (Pinto, España)”.

“Rached fundó la Fundación Pinares con el supuesto objetivo de gestionar fondos para viviendas y otras obras necesarias para el municipio de la Pinto santiagueña, cosa que nunca pasó, ya que su verdadero fin fue utilizar este dinero para ampliar sus negocios agropecuarios y financiar desalojos a las comunidades campesinas indígenas de la zona, extendiendo así sus campos. De esta manera, fue que AFAGRO SA, cuyas acciones fueron en parte compradas también por el empresario español Fernández, ingresó al territorio de una comunidad indígena del Pueblo Sanaviron llamada Los Tigres, antes conocida como Campo Cleveland, y que sufrió el atropello de bandas armadas y desmontes, comandados por Rached y AFAGRO SA. Finalmente este intento de desalojo fue frenado por el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE)».

A continuación, compartimos el link de videos de acceso público en la web que difundió el Mocase Vía Campesina donde dan cuenta de “los integrantes de las bandas armadas, que los autores intelectuales de todos estos accionares fueron la empresa AFAGRO”, indicaron desde la organización campesina.

Más Noticias de hoy